27 de febrero de 2016
27.02.2016
Liga Europa

Una eliminatoria apasionante en pleno progreso del Valencia

El Athletic, rival del equipo de Neville mañana en la Liga, se cruza en su camino en la Liga Europa en una eliminatoria inédita en competición continental - La ronda se decide en Mestalla en plenas fallas

27.02.2016 | 00:55
Abdennour, prácticamente recuperado, en su entrenamiento de ayer en solitario.

El valencianismo se quedó ayer con una extraña sensación al conocer el resultado del sorteo de los octavos de final de la Liga Europa. El papelito con el nombre del «Athletic Club de Bilbao» no provocó un temor especial entre la gente de Mestalla, pero tampoco transmitió tranquilidad. Lo que no quiere decir que, en circustancias normales, el favoritismo es para el conjunto de Gary Neville. Hace ya tiempo que el Valencia tomó ventaja al club vicaíno. En presupuesto, palmarés europeo y calidad de su plantilla. Ambos de la aristocracia, acumulan más de 40 títulos nacionales entre los dos. Para el fútbol, la eliminatoria es una grandísima noticia. Un Valencia-Athletic de toda la vida, en Mestalla y en plenas fallas para decidir la eliminatoria,es una fiesta grande.

Los caprichos del calendario han querido que los dos equipos se enfrentan tres veces en dos semanas. Mañana (16 horas) se ven las caras en Mestalla, en la Liga. Diez días después, el jueves 10 de marzo (21.05 horas), los dos jugarán el partido de ida de la Liga Europa en San Mamés. El 17, con la ciudad bloqueada por el primer día de la Ofrenda, se verán las caras en Mestalla (19 horas). El Valencia, por tanto, juega con el factor cancha a favor. No es la primera vez que el estadio de la Avenida de Suecia alberga un partido decisivo, de competición europea, en plenas fiestas josefinas.

Con cuatro victorias consecutivas, flamante clasificación europea ante el Rapid de Viena incluida (10-0 en el total de la eliminatoria), el Valencia se presenta a la eliminatoria en una dinámica ganadora.

Muy pocos hubiesen apostado hace un mes por el Valencia en esta ronda, teniendo en cuenta el fútbol deprimente que ofrecía. Entre el 7 de noviembre y el 13 de febrero, fue incapaz de ganar un partido de Liga. Y las sensaciones que transmitía el equipo desde que Gary Neville tomó el control eran especialmente negativas; un fútbol indefinido, sin patrón de juego y con la mayoría de futbolistas en su peor versión. Semanas después, el Valencia es otro equipo. Ha recuperado la confianza con cuatro victorias consecutivas, dos de ellas en formas de goleadas en Europa. De repente, el equipo de Gary Neville vuelve a dar garantías de ser un equipo competitivo. A falta de practicar un fútbol alegre „no lo hizo en sus dos últimas victorias en la Liga, pero sí en la eliminatoria ante el Rapid„, el Valencia es un equipo que vuelve a creer en sus posibilidades. Algo absolutamente fundamental a la hora de afrontar una ronda de octavos de final de la Liga Europa.

Con el Athletic como rival, el Valencia se libró de enfrentarse a rivales de mayor calibre. Además, hay varios duelos fratricidas, que dejarán en el camino a algunos de los favoritos. Los partidos Liverpool-Manchester United, Villarreal-Bayer Leverkusen y el Borussia Dortmund-Tottenham resultan un consuelo para los valencianistas a estas alturas de la competición. El Sevilla aparece como un posible rival, otra vez, más adelante. Jugará contra el Basilea.

Mientras el Valencia llega a la eliminatoria en una tendencia positiva, el Athletic Club lo hace con algunas dudas. El conjunto de Valverde, el entrenador que tan buen recuerdo dejó en Mestalla tras resucitar al equipo en momentos difíciles, se mantiene en la lucha por los puestos europeos, con 35 puntos (cuatro más que el Valencia), pero sus últimos resultados en la Liga no son muy positivos. En la Liga Europa ha dejado en la cuneta al Marsella, con algún apuro. Pero es un conjunto bien armado, trabajado desde el banquillo y con elementos muy interesantes. Aduriz, por ejemplo; o Williams, el emergente centrocampista llamado a jugar pronto en la selección.
El Valencia, mientras, llega a sus tres citas con todos su arsenal preparado. No tiene bajas.

El Rapid se disculpa y dice que no esperaba una pancarta tan ofensiva
El Rapid de Viena emitió ayer un comunicado para pedir disculpas por la actitud de parte de su afición, que mostró una pancarta con el el insulto «Puta Valencia» el pasado jueves y otra con agravios a dos empleados del club. El Rapid reconoce que esperaba una reacción en la grada, después de que el Valencia impidiera la entrada de una pancarta con la palabra «Ultras» en el encuentro de ida, en Mestalla „el embajador de Austria, incluso, intentó convencer al Valencia„- En el comunicado oficial del Rapid aseguran que la entidad sabía que los ultras iban a hacer algo pero no con un mensaje tan ofensivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine