30 de marzo de 2016
30.03.2016
La pujanza de la Premier

La oferta irresistible por Toni Martínez

El Valencia ultima el traspaso del delantero del Juvenil A al West Ham londinense por una cantidad que oscila entre 300.000 euros y un millón - El club de Mestalla se reserva un futuro derecho de tanteo

30.03.2016 | 11:49
La oferta irresistible por Toni Martínez

El Valencia ha dado luz verde a la salida de su atacante de 18 años valorando también sus posibilidades de alcanzar la élite. El caso también confirma el crecimiento imparable de los clubes de perfil medio de la Premier, que gracias a la televisión superan financieramente a conjuntos como el de Mestalla.

­La operación de traspaso del juvenil valencianista Toni Martínez al West Ham ha sido tan rápida que el joven delantero, de 18 años, reconocía ayer que no le había dado tiempo ni a adentrarse en nociones de inglés. La cantidad que oscila entre 300.000 euros y un millón ha supuesto una oferta irresistible para el club de Mestalla por un jugador con buena proyección -internacional en las categorías inferiores de la selección y qu rindió a buen nivel en la última Youth League-, pero cuyo futuro en la elite, militando en el equipo de División de Honor y sin haberse consolidado en el Mestalla, era todavía una incógnita.

Esa es la ecuación, la de anticipar si Martínez tiene opciones reales de alcanzar el primer equipo, que ha empujado al director de la Academia, José Ramón Alexanco, a dar luz verde a la operación, además del innegable pellizco económico.

El interés de un clásico de la Liga inglesa como el West Ham ha decantado la voluntad del jugador y la de sus agentes, al sentirse más valorado que en el Valencia. El traspaso se ultimaba ayer en las oficinas del club y se encontraba tan avanzado que el mismo jugador ya se había despedido de sus compañeros del Juvenil A desde el pasado lunes. El Valencia se guardará una opción de tanteo para poder igualar una eventual oferta de traspaso que llegase al club del este de Londres.

La operación deja otra lectura de trasfondo, como la confirmación del poder financiero de la clase media de los clubes de la Premier. Ya no se trata únicamente de los conjuntos más tradicionales y pudientes, como el Manchester United, City, Chelsea, Liverpool, Arsenal o Tottenham. El resto de clubes ha aumentado considerablemente su musculatura económica en los últimos años. En parte por la buena salud del campeonato -estadios llenos, patrocinios-, pero sobre todo por el contrato televisivo, con diferencias más reducidas entre los grandes y el resto del campeonato. Un dato es revelador. En su última auditoría sobre los ingresos del fútbol mundial, Deloitte colocaba a 15 clubes británicos entre los 30 más ricos. Destacaba sobre todo la irrupción, entre las plazas 20 y 30, de clubes de perfil bajo como el Southampton (149, 5 millones de ingresos), Aston Villa (148,8 millones), Leicester (137,2), Sunderland (132,9), Swansea (132,8), Stoke City (130,9) y West Bromwich Albion (126,6). El Valencia, con 116 millones previstos de ingresos en esta campaña „en la que se ha contado con el aliciente de la Liga de Campeones„, no puede igualar unos guarismos alterados por los derechos televisivos. Por ejemplo, el West Ham factura 103 millones cada año en este concepto, cuando en 2012 sus ingresos totales eran de 58 millones. Otro caso paradigmático de esa transformación es el Leicester de Claudio Ranieri, irreverente líder de la Premier. Ascendido a la máxima categoría hace dos campañas, su masa salarial es de 75 millones, casi veinte más que el coste total de la plantilla del Valencia, 56 millones. Una diferencia que se explica, nuevamente, a partir de la televisión: el Leicester ingresa por estos derechos 97 millones. En el resto de parámetros la diferencia es relativa. El Valencia recauda 15,5 millones por mercadotecnia y publicidad (26 el Leicester) y 11,9 millones en abonos (14 en el caso del club inglés).

El caso de Toni Martínez abre un nuevo escenario. Si en los dos últimos veranos la clase media de la Premier ya había ganado peso en la competencia por los fichajes „como el de Kouyaté, pretendido por el Valencia, por el West Ham„, la práctica totalidad de los conjuntos ingleses de primera división puede ir al asalto de canteranos de la Liga, al orgullo de los clubes, sin que éstos puedan ofrecer mucha resistencia.

No es un fenómeno nuevo, pero de momento solo se había manifestado en clubes grandes „como Cesc al Arsenal„. Se cumple así la previsión de Layhoon Chan en la Junta de Accionistas, cuando anticipó que la competencia de la Premier será el gran desafío de futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine