11 de abril de 2016
11.04.2016
Planificación deportiva

Seis partidos para una renovación

La continuidad de Pako Ayestarán gana fuerza y se definirá por las sensaciones que ofrezca el Valencia en las últimas jornadas - El club valora el orden y la solidaridad alcanzadas por el equipo en una semana y media con el técnico vasco

11.04.2016 | 04:15
Seis partidos para una renovación

Con la permanencia en Primera prácticamente solucionada, con una distancia de 9 puntos sobre el descenso, las seis jornadas restantes de campeonato permitirán al Valencia planificar, de forma sosegada, las grandes directrices de la próxima temporada. El gran debate gira en torno a la figura del entrenador. Han sonado nombres de fuste, desde Manuel Pellegrini a Jorge Sampaoli, pero la realidad es que el club valora muy seriamente la continuidad de Pako Ayestarán. La sensaciones que despierte el equipo en el tramo final de calendario serán decisivas para decidir si la opción del técnico vasco coge fuerza.

El club aprecia como muy positiva la evolución inmediata que ha experimentado el Valencia con Ayestarán a los mandos. A pesar del escaso margen de maniobra, se han evidenciado cambios a corto plazo. La dirección deportiva ve un equipo mejorado como bloque. Más ordenado, más solidario y, en definitiva, más fiable sobre el césped.

Contra el Sevilla, Ayestarán logró inculcar una de las máximas que anticipó en su presentación como entrenador, hace una semana y media escasa: trabajar una idea sencilla hasta la extenuación. La personalidad de Ayestarán ha calado bien entre la afición. Ese es otro de los puntos considerados desde la dirección deportiva para estudiar la renovación del preparador guipuzcoano. Existe la convicción de que, con otro entrenador, o de haber seguido Gary Neville, no se habría logrado una atmósfera tan caliente como la que se vivió ayer en Mestalla y el ambiente habría sido más resignado y escéptico.

La apuesta por Ayestarán también se ajustaría a los parámetros financieros en los que se moverá el Valencia en la próxima temporada. La ausencia en competiciones europeas provocará que el club deje de ingresar, en concepto de competiciones deportivas, 40 millones de euros, la gran mayoría garantizados con un papel digno en la Liga de Campeones. Ayestarán encajaría con la prevista reducción de presupuesto.

Por último, Ayestarán cobra también ventaja sobre sus competidores por el conocimiento que tiene, no únicamente de la actual plantilla, sino también del club, de su idiosincrasia y de un entorno exigente, difícil de asimilar a veces para preparadores debutantes. Pako tiene buen predicamento, por otro lado, entre la hinchada. La imagen nostálgica de los días de gloria del doblete se puede ver refrescada si el Valencia consolida su mejoría en las seis jornadas restantes del campeonato.

Contactos con el FC Barcelona
En otro orden, el Valencia también está empezando a sondear el mercado de fichajes para junio. Con la reducción presupuestaria, el club insistirá en una opción poco habitual en su historia moderna, como la de pedir refuerzos, en calidad de cedidos, a clubes como el FC Barcelona o Real Madrid, en épocas no tan lejanas considerados rivales directos.

Jesús García Pitarch ya ha mantenido un par de contactos con el FC Barcelona para estudiar la posibilidad de pescar algún fichaje en préstamo. El nombre que más fuerte ha sonado es el del mediapunta Alen Halilovic, la perla croata de 19 años que se ha estrenado esta campaña en Primera con un buen papel en el Sporting.

Otro de los futbolistas asociados al Valencia es Marc Bartra, sin minutos con Luis Enrique, aunque su salida del club sería como traspaso. Da la casualidad de que el pasado jueves, en el acto celebrado en la Agrupación de Peñas, García Pitarch ya desveló que las relaciones con el Barça, próximo rival en Liga, son fluidas. De hecho, Suso remarcó que si el Valencia necesitase ayuda del club catalán, su buen amigo Robert Fernández, director deportivo del Barça, la atendería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine