22 de abril de 2016
22.04.2016

La sanción a Feghouli fue una llamada de atención al vestuario

22.04.2016 | 00:58

El vestuario del Valencia CF ya sabe que el club existe. Y que el poder, además de en Singapur, reside en Mestalla. La sanción a Feghouli fue una llamada de atención a la plantilla, que ya sabe que no se puede vulnerar la disciplina interna.

Feghouli se reintegró ayer a la disciplina del grupo, tras cumplir la sanción de empleo y sueldo impuesta por el club hace dos semanas. El club abrió un expediente al futbolista y aunque oficialmente el club no anunció los motivos, se debió a la negativa del jugador a participar en el entrenamiento posterior del partido entre el Valencia y el Sevilla. El interior, que acaba contrato el próximo 30 de junio, se incorporó al entrenamiento de ayer, en el que solo participaron los suplentes ante el Eibar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine