14 de mayo de 2016
14.05.2016
Análisis

Las claves de una temporada desastrosa

La previa de Champions, la salida de Otamendi, Nuno, el gol, las lesiones, la llegada de Neville...

14.05.2016 | 17:43
Las claves de una temporada desastrosa

El Valencia ha llegado al final de la temporada lejos del objetivo inicial de disputar la próxima edición de la Liga de Campeones y con el riesgo del descenso que sobrevoló Mestalla durante algunas semanas finalmente superado tras una campaña en la que el equipo estuvo muy por debajo de los esperado.

Las diez claves de la evolución del Valencia a lo largo de la temporada que termina han sido las siguientes:

1.- El esfuerzo de la previa de la Liga de Campeones
El Valencia enfocó el pasado verano su pretemporada para superar en agosto al Mónaco en la ronda previa a la fase de grupos del primer torno continental y, aunque logró su objetivo, acusó durante bastante tiempo las consecuencias de aquel esfuerzo.


2.- La salida de Nicolás Otamendi
Con la Liga a punto de comenzar, el central argentino Nicolás Otamendi, fundamental el año anterior, fichó por el Manchester City y el club no encontró, ni en Abdennour, ni en Santos, ni en Vezo, una alternativa solvente. Mustafi, que un año antes fue el complemento de Otamendi, pasó a ser la referencia en defensa.


3.- El rendimiento con Nuno
Al principio de la Liga, el equipo estuvo muy lejos de obtener los resultados conseguidos un año antes con el mismo técnico, el portugués Nuno Espirito Santo, que perdió su credibilidad hasta el punto de ser destituido a finales de noviembre.


4.- El rumbo perdido en Europa
A pesar de coincidir en un grupo teóricamente accesible en la Liga de Campeones, el Valencia no fue capaz de superar la fase de grupos tras una derrota clave en Gante ante un rival inferior, lo que le obligó, tras dos nuevas decepciones, a conformarse con acceder como tercero a la Liga Europa.


5.- El gol
El Valencia ha marcado en la Liga 2015-2016 46 tantos, su registro más bajo desde 1991. En los 58 partidos oficiales en el marco de todas las competiciones ha logrado 82 goles, lo que supone una media de 1,41 por partido.


6.- La poca consistencia en Mestalla
El campo del Valencia ha sido propicio para los rivales. Tras haber estado desde noviembre de 2014 catorce meses sin que Mestalla fuera el escenario de una derrota liguera del equipo, el Valencia ha perdido seis choques como local de los nueve disputados en casa en los últimos tres meses.


7.- Los goles recibidos en los tramos finales
Tras completar aceptablemente las primeras partes tanto en casa como a domicilio, el equipo ha dado un bajón generalizado en las segunda, en las que ha recibido la mayoría de los tantos en contra, casi todos en los últimos veinte minutos. El último gol recibido, el marcado el viernes por la Real Sociedad en el minuto 94, es fiel reflejo de esta situación.


8.- Las lesiones
Buena parte de la plantilla ha pasado largas etapas lesionada. Ha sido el caso del portero Diego Alves o de Zakkaria Bakkali, así como de los que han alternado lesiones, recuperaciones y recaídas, tal y como ha ocurrido, entre otros, con José Luis Gayá, Enzo Pérez, Paco Alcácer, Rodrigo Moreno, Pablo Piatti o Denis Cheryshev.


9.- La inexperiencia de Neville
La llegada del inglés Gari Neville para sustituir a Nuno no solo no mejoró a un equipo a la deriva, sino que casi termina de hundirlo definitivamente como consecuencia de su falta de experiencia para entrenar al nivel de la Primera División, al tiempo que su desconocimiento del idioma no contribuyó a la mejoría esperada, lo que provocó una destitución inevitable.


10.- La falta de un estilo de juego
Por encima de todas estas circunstancias, la que sintetiza todas las deficiencias que han dado paso a una temporada desilusionante ha sido la falta de un patrón de juego, ya que ni Nuno, ni mucho menos Neville, supieron dar una personalidad propia al Valencia, superado casi siempre por el mejor fútbol de los rivales a los que se medía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine