21 de julio de 2016
21.07.2016

Bruselas obliga al Valencia a pagar los 20 millones antes de 4 meses aunque recurra

La Generalitat trabajará de la mano del club para ayudar a elaborar el recurso ante la «inflexibilidad» de la Comisión Europea - La entidad de Mestalla considera que tiene «posibilidades de éxito» ante una sanción «desproporcionada»

21.07.2016 | 04:15
Bruselas obliga al Valencia a pagar los 20 millones antes de 4 meses aunque recurra

Cronología

  • 7  de junio de 2009
    Se aprueba la ampliación de capital contra Dalport, que avalará el IVF.
  • 8 de marzo de 2013
    La jueza Alabau anula el aval de la Generalitat.
  • 15 de noviembre de 2013
    El Consell vuelve a ser avalista.
  • 10 de diciembre de 2013
    Bankia anuncia que el Valencia está en venta
  • 18 de diciembre de 2013
    Bruselas anuncia que investigará las ayudas.
  • 22 de diciembre de 2013
    Salvo anuncia la oferta de Peter Lim.
  • 17 de mayo de 2014
    Los 22 patronos votan la propuesta de Peter Lim.
  • 24 de octubre de 2014
    Se concreta el traspaso del 70 % de acciones a Lim, que provisiona 5 millones por el posible castigo de la CE.
  • 4 de julio de 2016
    La CE comunica al Valencia la obligación de devolver 20,4 millones al IVF.

El Valencia recibió ayer una mala noticia desde Bruselas. La Comisión Europea (CE) le da un plazo de 4 meses para pagar los 20,4 millones correspondientes a la sanción por la ayuda recibida de la Generalitat Valenciana en 2009, en forma de aval, para financiar la ampliación de capital. Su margen para afrontar el pago, además, es más estrecho de lo esperado. El Consell trabajará en conjunto con el club de Mestalla en la elaboración del recurso que ya está en marcha. El director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Ilueca, se reunió ayer en Bruselas con miembros de la Comisión de Competencia de la Unión Europea. «El tema tiene dos planos. Por una parte, la obligación de Bruselas de hacer cumplir la legislación y ante eso la Generalitat no puede hacer nada, pero tenemos la posibilidad de trabajar junto con el Valencia para ayudarles en el recurso que presenten», aseguró.

«Lo que sí que ha de quedar claro es que el Consell no se quiere lucrar con este asunto, pero hay una normativa europea que nos obligan a cumplir», añadió Illueca. Desde el Consell, subrayan que es necesario tenderle la mano al Valencia ante la «inflexibilidad» de Bruselas.
La respuesta a las dudas surgidas tras la publicación de la multa llegó ayer de la Generalitat Valenciana, que ha estado trabajando estos días seriamente en el asunto. Illueca viajó junto a la directora de Fondos Europeos de la Generalitat Valenciana, Miriam Fernández, y la secretaria autonómica del Sector Público y de Financiación, Ángeles Cuenca Y esas fueron las conclusiones: muy poca o nula flexibilidad para que el Valencia devuelva una ayuda pública que alteró la libre competencia entre empresas, según la CE. De momento, lo que se sabe es que el Valencia está obligado a ingresar los 20,4 millones en una cuenta corriente inmovilizada en 4 meses.

En todo caso, el Valencia no se ha rendido y prepara concienzudamente un recurso junto con la Generalitat. Lo podrá presentar directamente a la CE y no mediante el Reino de España, que es el encargado de ordenar la recuperación del pago. Pero no de interferir en el recurso. El club entiende que «tiene posibilidades de éxito».

El Valencia debe de devolver 20,4 millones (Peter Lim provisionó 5) por los avales otorgados por el IVF para que la Fundación se quedase con la mayoría accionarial de la sociedad. La Fundación Valencia CF recibió un préstamo de 75 millones de la extinta Bancaja para quedarse con el poder y evitar así que la sociedad cayese en manos de Dalport, una empresa fantasma que presentó en Valencia en el entonces presidente, Vicente Soriano. Aquel crédito fue avalado por el IVF con una comisión del 0,5 por ciento. La CE consideró que la garantía debería haber tenido el interés que marcaba el mercado, en torno al 5,8 por ciento.

Según la CE, que empezó
a investigar en 2013, el aval público del IVF permitió al Valencia obtener el préstamo en condiciones «más favorables». Al no haber pagado una «remuneración adecuada», el club se benefició de una ventaja económica frente a otros clubes, que tienen que financiarse sin el respaldo del Estado.
En Mestalla sorprendió que la cantidad de la multa sea tan elevada, sobre todo porque el dueño del club, Peter Lim, pagó los 91 millones (con los intereses y una ampliación del préstamo incluidos) de la deuda con Bankia cuando firmó la compra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine