01 de agosto de 2016
01.08.2016
Mercado

Parejo, al margen del equipo

Ayestarán separa al centrocampista de sus compañeros en el entrenamiento - El club no se inquieta con el pulso del jugador y no accederá a traspasarlo al Sevilla

01.08.2016 | 16:54
Parejo, al margen de sus compañeros.

Situación insostenible. El técnico del Valencia, Pako Ayestarán, ha mandado calentar a Dani Parejo al margen del resto de sus compañeros. Pasaban pocos minutos de las 10 horas en los campos de entrenamiento de Bisham Abbey, con todos los jugadores ya en el césped, cuando el entrenador valencianista se dirigió discretamente a Parejo y le dijo: "Dani, tú al margen".

El excapitán se quedó sentado en el banquillo, con Juan Cruz Sol y Pepe de los Santos, mientras sus compañeros empezaban a ejercitarse. Cuando el equipo ha comenzado a tocar balón, Parejo ha empezado a realizar carrera continúa. La división entre el club y el futbolista ha quedado escenificada.

Pulso con el club
El Valencia no se ha sentido intimidado por el pulso lanzado por el jugador madrileño, que ha manifestado al club su firme voluntad de irse al Sevilla y cuya actitud en los entrenamientos de pretemporada ha sido de desconexión absoluta, con la mira puesta en forzar un traspaso.

El club ha dejado claro al centrocampista que no accederá a un traspaso al Sevilla, rival directo, y menos en las condiciones marcadas en la primera oferta de la entidad hispalense, muy a la baja y lejos de la cotización real del excapitán del equipo.

El Valencia no se resigna a perder a Parejo y se confía, con el tiempo, en recuperarlo para la causa. Eso sí, sin alterar lo más mínimo la meritocracia del vestuario, que Pako Ayestarán aplica a rajatabla y sin excepciones, por mucho que el técnico sea uno de los más firmes defensores del jugador dentro del club, al que no le ve réplica ni dentro del equipo ni tampoco en el mercado.

Sin embargo, si su actitud en los entrenamientos continúa siendo, como así se ve desde el club, apática e indolente, Parejo simplemente no jugará. Así se ha visto en los encuentros de pretemporada. En bolos en los que todos los futbolistas suelen contar con minutos y oportunidades para coger forma de cara a la temporada oficial, Parejo solo ha contado con participaciones residuales, simbólicas. "Si no juega Parejo, alguien vendrá en su lugar para hacerlo, pero el jugador ya sabe que no se va a ir al Sevilla". Con el de Coslada se marca una línea roja, una medida ejemplarizante que debe servir de mensaje para el resto de la plantilla. Una manera de decir que es el club quien manda y el que debe salir reforzado, como sucedió en su día con el enfrentamiento entre Fernando Llorente y el Athletic Club, que no dio su brazo a torcer.

Desde el Valencia no se entiende la posición del futbolista cuando hace poco más de un año renovó en una condiciones lo suficientemente privilegiadas para asumir las riendas del equipo, para ser una de las referencias del proyecto. Capitanía y ampliación hasta 2020 con un sueldo de 2'5 millones anuales, el segundo más alto del equipo, solo por debajo, entonces, de Álvaro Negredo. Los argumentos del jugador, sin embargo, van hacia el desgaste personal que ha sufrido en su último año en Valencia. En una temporada muy deficiente desde el punto colectivo, Parejo cree que ha sido criticado con excesiva dureza por la grada. Una opinión que se une a la pérdida de capitanía a mitad temporada, un hecho que no despertó en el futbolista el más mínimo gesto de contrariedad, sino más bien de resignación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine