21 de agosto de 2016
21.08.2016
Entrevista

Mario Suárez: "No soy un perro de presa, me gusta jugar el balón"

Ayestarán utilizará su experiencia por delante de la defensa para dar equilibrio a un equipo demasiado débil en el eje central durante casi toda la pasada campaña - Suárez aspira a recuperar su mejor nivel para volver a la selección española

21.08.2016 | 04:15
Mario Suárez: "No soy un perro de presa, me gusta jugar el balón"

Mediocentro del Valencia. El mediocentro Mario Suárez (Madrid, 29 años) pretende dar consistencia al centro del campo del Valencia tras la marcha de Javi Fuego. Sus éxitos en el Atlético se eclipsaron el año pasado en la Fiorentina y el Watford. Ahora viene cedido del club inglés para recuperar el prestigio.

Mario Suárez ha llegado fino físicamente del Watford, listo para jugar cuando lo requiera el entrenador, Pako Ayestarán, lo antes posible si fuera por el jugador, que quiere debutar con el Valencia mañana lunes en el arranque de Liga contra la UD Las Palmas en Mestalla (22.00).

¿Cómo entiende el oficio de mediocentro?
Eres el que estás en el centro de todo y tienes que estar concentrado los 90 minutos, tanto con balón como sin balón, ayudando a los compañeros. El hacer coberturas a un lateral, a otro pivote... Si sale un defensa central, pues cubrir su puesto... Y con balón, igual: estar siempre disponible para ayudar. Es una posición de mucha responsabilidad y a mí me gusta.

¿Qué le ha pedido Pako Ayestarán?
Tiene la idea de un equipo protagonista tanto con balón como sin él, que rápidamente se pueda recuperar presionando arriba al equipo contrario. Es un forma de jugar atractiva si lo hacemos bien. Puede gustarle al aficionado y también a nosotros.

¿El mediocentro es el que ordena la presión?
Si los de arriba salen a presionar en el momento adecuado, tienes que ir detrás de ellos. Hay que hacer la presión bien para que los rivales no salgan de ella.

¿Qué pasó desde que se marchó del Atlético?, ¿se eclipsó su carrera?
Parece que esta temporada pasada haya sido eterna, pero solo ha sido una temporada. Decidí irme (del Atlético de Madrid) fuera porque era año europeo. No ha ido de la mejor manera, pero ha sido una experiencia personal. Me ha ayudado a mejorar tanto como jugador como persona. Y eso me ha permitido estar aquí hoy.

¿Qué pasó en el Fiorentina?
La Fiore hizo un esfuerzo muy grande por ficharme, pero el entrenador tenía otras ideas y no sé si pagué cosas que tenían entre el entrenador (Paulo Sousa) y club. En enero pude salir, fui al Watford, donde estaba Quique Flores, que tenía un proyecto a largo plazo, pero este año salió. En el Watford, cuando mejor estaba jugando, se acabó la temporada. Pero fue un año difícil: no hice pretemporada, cambio de ciudad a Italia, métodos de entrenamiento distintos, después en Inglaterra otros métodos distintos... Futbolísticamente no se lo recomiendo a nadie, pero sí me ha servido para crecer.

¿Y las diferencias entre las Ligas son muy grandes?
Sí. Yo había ganado todo aquí en España con el Atlético y quería esas experiencias. El fútbol español es el mejor; el italiano es más táctico, más lento, los equipos están muy encerrados; el inglés es más físico, más contacto, mucho desorden táctico...; y el español es el de más calidad: todos los equipos son buenos técnicamente, todos quieren jugar el balón, es rápido también y hay jugadores que marcan diferencias. El más completo es el español.

¿Cómo se definiría?
Un mediocentro de corte defensivo, no soy un perro de presa que solo recupera y ya está. A mí me gusta jugar el balón, ser el primer apoyo para los defensas, pero también robar balones, ir fuerte por arriba... trato de dar equilibrio.

¿La final de la Liga Europa conquistada con el Atlético en Bucarest, en 2012 contra el Athletic, ha sido su mejor partido?
No, ha habido muy buenos partidos. La Supercopa de Europa contra el Chelsea, la final contra el Real Madrid de Copa del Rey en el Bernabéu, semifinales contra el Chelsea en Stamford Bridge de Champions... ha habido partidos muy buenos.

¿Fue de los pocos futbolistas que se atrevió a plantar cara al entrenador del Atlético Simeone?
El pasado es el pasado, (Simeone) el otro día me envió un mensaje para darme la enhorabuena. Y estoy muy contento de estar aquí.

¿Qué vínculo mantiene con el Atlético?
Todo el mundo sabe que soy atlético desde pequeño, me he criado allí, pude debutar con 18 años, luego me tuve que ir para poder jugar más, me gané el volver y he estado cinco temporadas en las que hemos ganado todo menos la Champions. Les estoy muy agradecido, pero ahora voy a dar el 100% por este club que es un grande.

¿De qué entrenador ha aprendido más?
Gregorio Manzano fue el primero que me dio continuidad en Primera, con Mendilibar pasé un año en el Valladolid que ascendimos y que me exigía mucho, Bianchi me hizo debutar, Quique Flores lo tuve tanto en el Atlético como en el Watford, pero quizá con El Cholo es con quien más tiempo he estado, cuatro años, es un entrenador que saca el máximo del jugador y todos hemos mejorado con él.

Pero también desgasta mucho.
Bueno, yo llevaba cuatro y medio con ese cuerpo técnico y decidí que era el momento de salir. Ahora estoy aquí, más ilusionado y motivado que nunca después de ese año fuera y con ganas de volver a la Liga, de volver a demostrar mi nivel y de sentirme importante.

¿Cómo empezó en el fútbol?
Como todos, jugando con mis amigos a todas horas, en Alcobendas.

¿Proviene de una familia adinerada?
No, ¿qué es una familia adinerada? No me ha faltado nunca de nada. No he pasado hambre nunca. Hoy en día no es como antes que venían jugadores de la calle o de las favelas. Soy muy feliz de la familia que he tenido. Mi padre ha trabajado en una empresa de construcción, en una empresa de transporte,...mi madre trabajó en una inmobiliaria, ahora tenemos una inmobiliaria....mi hermana trabaja en las oficinas del canal Discovery... Empecé a jugar en el barrio de Alcobendas y a los nueve años ya me fichó el Atlético de Madrid. Hasta los 18 que debuté, me fui al Valladolid, al Celta de Vigo, dos años en Mallorca y vuelta al Atlético.

¿Se hizo jugador en el Mallorca?
En el Mallorca tuvimos dos años buenísimos con Gregorio Manzano: acabamos quintos y séptimos.

¿Y en el Celta?
Teníamos una plantilla espectacular con Canobbio, Lekic, Contreras, Jorge Larena... Diego Costa...empezamos muy bien, pero al final acabamos peleando por no descender.

¿Cómo le fue con la selección española?
He ido varias veces, pero he jugado tres partidos. Es el sueño de cualquier futbolista. Siempre que tuve continuidad en el Atlético, el seleccionador (Vicente del Bosque) siempre contaba conmigo. Y ese fue un motivo para salir. Debuté en Qatar, jugamos contra Uruguay, fui a la fase de clasificación para el Mundial... Quiero volver a tener posibilidades de volver a optar a la selección.

¿Quiénes son sus referentes?
Siempre me he fijado en Guardiola, en Fernando Redondo, que marcaba mucho campo, defendía, jugaba...Xabi Alonso... Albelda y Baraja han sido para mí una pareja espectacular, que se complementaba muy bien. Y Busquets ahora, trato de fijarme para seguir aprendiendo.

Y ahora tendrá por delante a Medrán y a Parejo.
Y a Enzo Pérez. Dani y Medrán son jugadores de mucha calidad, que tiran para adelante y dan pases de gol. También Carlos Soler (el mediocentro defensivo de la cantera) tiene mucha calidad. La verdad es que el equipo es joven, con mucha ilusión, es una gran plantilla

¿Cómo han vivido en el vestuario la posible marcha de Alcácer al Barça?
No sé qué decidirá él. Eso es cosa suya y del club, pero yo lo veo muy centrado, haciendo goles en los entrenamientos, que es muy importante para él.

¿Es un fanático de la NBA?
Del baloncesto en general, también por la amistad que tengo con el Chacho Rodríguez (jugador del Real Madrid y de la selección de baloncesto), y siempre que puedo lo sigo.

De no haber sido futbolista, ¿qué le habría gustado ser?
La verdad es que no me lo he planteado, siempre he estado con la pelota, pero el baloncesto, con un par de centímetros más, no habría estado mal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine