07 de noviembre de 2016
Celta 21Valencia
 

El Valencia vuelve a ser el del principio

Las áreas condenan al conjunto de Prandelli, débil en la propia y poco claro en la rival - El Celta remonta el tanto inicial de Parejo de penalti

08.11.2016 | 08:33
El Valencia vuelve a ser el del principio

Las declaraciones de Parejo nada más terminar el encuentro resultaron tan dañinas como la propia derrota. «Hemos hecho un gran partido». Y lo peor estaba por venir: «Prefiero jugar mal y ganar a jugar bien y perder». No, Parejo no ha entendido nada. El Valencia no jugó bien en Balaídos. Fue un equipo inseguro, con muchas pérdidas de balón, con escasa determinación, muy vulnerable en su área y muy confuso en la contraria. Que solo marcó de penalti después de que el árbitro le perdonara a Garay un penalti sobre Guidetti. El partido fue pobre por ambos lados, con cuatro tiros a puerta de cada equipo. El Celta fue más efectivo. Y Galicia deja un panorama desolador para el Valencia, con un punto en las dos salidas y un juego muy pobre. En efecto, la planificación ha sido un desastre, sin un delantero centro instintivo (mientras Alcácer come pipas en el Camp Nou) ni un mediocentro de personalidad, la temporada ya está en la basura, una más, con el objetivo tan solo de salvar la categoría.

No hay remedio para este Valencia, tembloroso en defensa y poco claro en ataque, como lo ha sido desde que empezó la temporada: siete derrotas, un empate y tan solo tres victorias. Ni siquiera adelantándose en el marcado, con un tanto de penalti de Parejo, jugó con soltura, superado por el empuje del Celta y por la visión de Berizzo, que hizo el cambio justo en el momento adecuado. Dio paso al Chelo Díaz para recuperar el centro del campo en la mitad del segundo tiempo y por ahí llegaron las ocasiones celestes y el tanto final de Guidetti.

No pasaba nada reseñable en el encuentro hasta que Cancelo, en posición de extremo derecho, metió un centro de rosca que trató de rematar Rodrigo en el primer palo. Lo impidió el central David Costas agarrando por el cuello al delantero. El penalti lo transformó con clase Parejo. La pena máxima incendió Balaídos. El público entendía y con razón que había habido previamente un penalti no señalado de Garay a Guidetti. El central argentino golpeó con el hombro en la espalda del atacante sueco, que tenía ganada la posición. Clos Gómez amonestó a Guidetti.
El Valencia se dispuso a defender su ventaja, con tan malas trazas que, al borde del descanso, permitió que el lateral Roncaglia, dentro del área, maniobrara con libertad hasta acomodarse el balón en la zurda y enviara la pelota enroscada al palo contrario, lejos de la estirada de Alves, fastidiado toda esta primera parte por el sol. Garay y Montoya le dieron demasiado espacio a Roncaglia para girarse y disparar.
El equipo de Prandelli volvía a la casilla de salida. Le hacen goles con mucha facilidad. En la primera ocasión del Celta. Herido por el tanto en contra, el Valencia atacó con orgullo y, de otro fallo de Costa, Nani probó la estirada del meta Rubén Blanco. Todo por hacer en la segunda parte.

Totum revolutum
El Valencia se apoderó del centro del campo en el arranque de la segunda parte. E incluso se sumó con potencia Mangala para crear superioridad numérica en una acción que acabó en una volea con la zurda de Nani. Esa era la cruz valencianista, mal una vez más en la definición. Rodrigo volvió a coleccionar desmarques, como en esa internada por la derecha en que, en lugar de recordar, buscó el disparo cruzado con su pierna mala, la diestra, y la envió fuera.

Berizzo reaccionó reforzando la medular con la entrada de Chelo Díaz. El partido cambió. Prandelli se desgañitaba por avanzar al equipo con gestos de los brazos hacia delante. Sin éxito. La pésima salida del balón (Mangala) propició una doble ocasión del Celta. La primera la salvó Alves tras un disparo de Guidetti. La segunda ya no. El cabezazo del delantero sueco fue inapelable tras una jugada muy limpia por la derecha, de estrategia, a la salida de un córner del Chelo Díaz. Guidetti cabeceó completamente solo. Prandelli respondió con Santi Mina y Munir, a la desesperada, a falta de 10 minutos. El ataque fue un totum revolutum, muy confuso, atrapado el equipo de Prandelli por las prisas y la ansiedad. Galicia deja al Valencia al borde del precipicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Valencia CF

Voro González.
Voro: "El Valencia no va a buscar el empate"

Voro: "El Valencia no va a buscar el empate"

El técnico del Valencia, que ha convocado a Zaza, asegura que su equipo "no va a jugar con miedo"...

 Horario del Villarreal-Valencia y dónde ver el partido en televisión

Horario del Villarreal-Valencia y dónde ver el partido en televisión

Sigue en directo la jornada 19 de la Liga Santander y consulta los horarios de todos los partidos...

El Valencia CF quiere una dirección deportiva potente de ocho técnicos

El Valencia CF quiere una dirección deportiva potente de ocho técnicos

Lim valora a Subirats, Albelda y Cañizares, perfiles que conozcan a la perfección lo que es el...

Gerardo García: "El Valencia y el Villarreal son todo lo contrario"

Gerardo García: "El Valencia y el Villarreal son todo lo contrario"

El futbolista afirma que no le extraña nada la inestabilidad del club Mestalla y elogia el modelo...

La prensa internacional califica de "desastre" el Valencia de Peter Lim

La prensa internacional califica de "desastre" el Valencia de Peter Lim

"The New York Times" y "The Guardian" aseguran que el club vive en un "desorden absoluto"

«Se me machacó injustamente tras la final de París»

«Cúper me dijo 3 días antes que iba a ser titular. La clave fue el gol del Madrid en el 41. Si...

Enlaces recomendados: Premios Cine