22 de marzo de 2018
22.03.2018
Social

No hay cautelar y el Valencia CF tendrá que pagar la multa europea

El Tribunal de Luxemburgo deniega la petición del club de Mestalla, que deberá abonar 23,4 millones al IVF

22.03.2018 | 19:05
Peter Lim.

El Valencia CF tendrá que abonar la multa europea. El Tribunal de Luxemburgo ha denegado la petición del club de Mestalla de suspender cautelarmente la multa de 23,4 millones por supuestas ayudas ilegales en el fútbol, como ya avanzó hace unos días Levante-EMV.

Será el Instituto Valenciano de Finanzas el que reclame el dinero al Valencia, después de que Bruselas comunique al Reino de España el pago de la multa. El director general del Instituto Valenciano de Finanzas, Manuel Illueca, tiene previsto comparecer esta misma tarde.

La Administración autonómica no tiene más remedio que cobrar ese dinero a través de los mecanismos preceptivos de la Agencia Tributaria. El Valencia, previsiblemente, instará al Consell a solicitar a Bruselas un aplazamiento del pago, que avalaría con alguna propiedad de club como el nuevo estadio. Pero es muy probable que la CE rechace de nuevo esa petición e inste a la Generalitat al cobro 'ipso facto' bajo amenaza de multa diaria a la propia administración valenciana. En la CE entienden que el propietario del Valencia, el millonario singapurés Peter Lim, que ha entrado de nuevo en la lista Forbes, debe hacer frente a la multa sin más dilación.

La sanción de la Comisión Europea al Valencia CF, de julio de 2016, se deriva de unas ayudas públicas en forma de aval de la Generalitat, a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), a la Fundación del Valencia, que pidió un préstamo de 72 millones para comprar acciones del club, en 2009. El Valencia, que ya saldó la deuda con la Generalitat de 94 millones (los 72 más intereses), entiende que la sanción es desproporcionada y presentó un recurso que ha sido secundado por la poropia Generalitat y que todavía no ha sido resuelto.

El Valencia presentó un recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea con el respaldo del Consell presidido por Ximo Puig como coadyuvante. La paradoja para la Generalitat es que es, por una parte, la beneficiaria de la multa y, por otra parte, pretende ayudar al club más representativo del fútbol valenciano. Para esquivar el desembolso, el Valencia, en su solicitud de suspensión cautelar, había presentado garantías (los derechos de televisión, por ejemplo) que pudieran cubrir la multa en caso de que el recurso fuera desestimado.

La Generalitat calificó en su día de sensatas las peticiones del Valencia. La expresidenta del club, Layhoon Chan, contó con la complicidad del jefe del Consell, el socialista Ximo Puig. El sucesor de Layhoon en la presidencia de la entidad, Anil Murthy, se sumó a presionar al Consell: "La Generalitat no tiene por qué seguir ciegamente a la Unión Europea". Ese informe fue trasladado a los abogados del Estado, pues la sanción de la Unión Europea es al Reino de España. "No está clara la responsabilidad de la Administración. No tiene obligación de reclamar la sanción", añadió Murthy.

«El club no tiene 24 millones, ni los tendrá", insistió Murthy, para quien sería "un desastre total" el hecho de que finalmente la CE rechazara todas sus propuestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine