La primera luz hacia la inmortalidad

Una mujer hizo instalar en 1909 el primer farol del cementerio para visitar su panteón

04.09.2013 | 01:22
El panteón de los Risueño-Ortiz, con la lámpara, con bombilla nueva, sobre él.
El panteón de los Risueño-Ortiz, con la lámpara, con bombilla nueva, sobre él.

La bombilla de los Risueño-Ortiz. En el año 1909, cuando aún había amplias zonas de la ciudad sin alumbrado eléctrico, el Cementerio General tenía una tumba iluminada. Se trata del mausoleo de los Risueño-Ortiz y esconde una curiosa historia.

En la primera década del siglo XX, Valencia era muy distinta a como es ahora. El entorno del Cementerio General, construido entre 1805 y 1807, era huerta, y el camposanto se encontraba alejado de la ciudad. Había una dama que visitaba todas las noches un mausoleo de reciente construcción situado cerca de la entrada. Para encontrarlo en las oscuras noches del cementerio, se hizo instalar una lámpara que iluminaba, con luz eléctrica, el tétrico ángel del juicio final, obra de Josep Carreras, que abría la tumba de la que salían los muertos al toque de la trompeta del heraldo. El mausoleo, aún en pie hoy en día, sigue causando escalofríos y la lámpara, oxidada con el tiempo pero con una nueva bombilla, continúa ahí, impertérrita, sin desvelar el misterio que hay tras esa primera luz en medio de la oscuridad.
El panteón es el de la familia Risueño-Ortiz y data de 1909. Se encuentra en la sección primera, una de las zonas más viejas del cementerio, y ante él se ha pasado horas Rafael Solaz, encargado de la ruta por el camposanto "El museo del silencio", sin que haya podido desentrañar el misterio de esa bombilla. "Si no es la primera, sí es una de las primeras luces de la ciudad", explica. Solaz relata que una mujer visitaba todas las noches el mausoleo, y para hallar el panteón se hizo instalar esa luz. "Me dijeron que había una señora de la familia, muy mayor, que iba a velar a sus difuntos y, cuando anochecía, sobre todo en invierno, tenía la luz para saber dónde estaba la tumba y se sentaba junto a ella", describe. Solaz, aunque no tiene contrastada la historia, la ve "muy posible".

El ángel del juicio final
"El mausoleo no pasa desapercibido", indica. Y de hecho, es así. "Representa una escultura con el ángel del apocalipsis y del juicio final. Está abriéndose la tumba y aparecen personas fallecidas", describe Solaz, el mejor cicerone que puede tener el cementerio.
El panteón, tal como pudo comprobar ayer este diario, ha sido rehabilitado recientemente. La escultura permanece limpia y hay incluso una bombilla nueva en la lámpara. "Me he preguntado muchas veces por qué esa luz; siempre me ha llamado la atención", indica. Solaz "nunca" se la deja en la ruta, quizá en parte porque justo al lado del ángel de los Risueño se encuentra el también llamativo panteón de los Moroder, con un ángel desnudo que abre la puerta de la cripta bajo la inscripción "Velad porque no sabéis el día ni la hora de la muerte".
"La instalación es muy rara. Hay otras tumbas parecidas y no hay ninguna con esa luz", detalla Solaz. Como esa misteriosa mujer que atravesaba el camposanto en las frías noches de invierno en busca de la mortecina luz, él también se ha quedado hasta el anochecer, pero la bombilla no ha vuelto a encenderse.

Noticias relacionadas

València

València bate récord de líneas aéreas con 18 nuevos destinos este invierno

València bate récord de líneas aéreas con 18 nuevos destinos este invierno

La concejala Sandra Gómez valora el aumento de las conexiones y la desestacionalización

El Congreso se suma de forma unánime al objetivo «Hambre cero»

Las ciudades apuestan por los huertos urbanos y por un campo más atractivo para evitar el éxodo...

Orriols Convive censura los intentos de cambiar el parque de la ermita

La asociación Orriols Convive censuró ayer los intentos «de desvirtuar el proceso participativo...

Bineta Diop: "Hay que tener huertos en casa para comer de forma saludable"

Bineta Diop: "Hay que tener huertos en casa para comer de forma saludable"

Diop cree que València puede ser el nexo de unión y diálogo entre África y Europa

Los 7 millones de la consulta ciudadana se podrían agotar con un solo proyecto

Los 7 millones de la consulta ciudadana se podrían agotar con un solo proyecto

Tan solo la reurbanización de Pérez Galdós se estima que costará tanto dinero como el conjunto de...