Un párroco expulsa una talla de su iglesia porque los cofrades no van a misa

El arzobispado avala la decisión de un cura de la Fuensanta, que critica que la Cofradía de San Miguel no aporte a la parroquia y no acuda al templo

29.09.2013 | 00:00
La talla de San Miguel, ayer, en el espacio que ocupa en la iglesia.
La talla de San Miguel, ayer, en el espacio que ocupa en la iglesia.

Cuando la talla de San Miguel salga hoy, al filo de las 20 horas, de la Iglesia de la Virgen de la Fuensanta, no volverá a entrar al templo. El párroco, Germán Padín, avalado por el Arzobispado de Valencia, ha comunicado a la Cofradía de San Miguel que no quiere que la talla, que representa al arcángel expulsando a Lucifer del cielo, vuelva a entrar a la iglesia. Las razones son múltiples: desde un altercado ocurrido hace tres años en la procesión, donde se insultó a Padín, hasta la falta de devoción de los cofrades o de mantenimiento de la talla. El sacerdote asegura que incluso se le cayó parte de la talla encima un día.
Todo parece remontarse a hace tres años, cuando Padín llegó a la parroquia. En la primera procesión de San Miguel -que este año se celebrará esta tarde-, un individuo sin identificar insultó al cura. Aquello fue motivo de enfrentamiento entre la cofradía y Padín, que resolvió no volver a aparecer en ningún acto de la cofradía. El enfado, según el presidente de la asociación, Antonio Defez, no ha hecho más que crecer. Y eso que, tal como defienden desde la cofradía, quien insultó al sacerdote y se comportó de manera inadecuada -"iba bebido", aseguran- no forma parte de la cofradía. "Le dije al cura que nos dijera quién le había insultado, pero no quiere saber nada", dice Defez.
Padín cuenta con una carta del vicario episcopal del Arzobispado de Valencia, Ramón Crespo, en la que se avala su decisión de "echar" a la talla. Aunque la última palabra la tiene el sacerdote, que además es profesor en un colegio cercano, Padín está totalmente de acuerdo con la carta del arzobispado.
Crespo asegura, en la misiva, que la imagen "permanece depositada en el templo sin que reciba ningún culto ni actos de piedad". Precisamente esa es otra de las quejas del sacerdote, que comenta que los cofrades "no acuden a misa". Defez lo reconoce, pero argumenta que eso "es un acto personal, de cada uno" y dice que él sí va. La cofradía la componen unas 45 personas, de las cuales 25 son niños, por lo que tienen "unos ingresos muy limitados": "No podemos pagar mucho a la Iglesia".

"El cura no quiere hablar"
La cofradía, además, critica la falta de voluntad de dialogar que tiene el sacerdote, con quien varios integrantes de la asociación han intentado hablar en varias ocasiones. "No quiere saber nada de nosotros", lamentan desde la cofradía.
Hoy habrá misa, pero no será en honor a San Miguel porque la cofradía no la ha pagado, y después la talla saldrá de la iglesia para no volver a entrar.

Noticias relacionadas

València

Los reyes de la blanca doble

Los reyes de la blanca doble

El equipo Roqueta-Arrancapins, de València, gana el campeonato de España de dominó

Quejas por botellones en Jesús y Gaspar Aguilar

El ayuntamiento sigue dando licencias en Benimaclet, y las dos discotecas colman la paciencia de...

Plan Cabanyal ingresará 500.000 € por la segunda subasta de casas y prepara la tercera

Plan Cabanyal ingresará 500.000 € por la segunda subasta de casas y prepara la tercera

24 personas se interesan por los 13 inmuebles municipales y ruinosos y ofrecen hasta un 25% más...

Así se gana un campeonato de España de dominó

Así se gana un campeonato de España de dominó

Sigue paso a paso la partida que dio el título al equipo valenciano

Una semana trágica

Una semana trágica

El 16 de octubre de 1868 el general Prim ordena bombardear València para acabar con la sublevación...