Los vecinos piden que el millón de euros que les ofreció Grau sea para familias necesitadas

La Federación ha descartado hacer propuestas concretas de inversión ante la diversidad de iniciativas

08.11.2013 | 02:17

La Federación de Asociaciones de Vecinos ha propuesto al equipo económico del Ayuntamiento de Valencia que el millón de euros de los presupuestos de 2014 que le ofrecieron para que propusiera en qué gastarlo lo guarden para ayudar a las familias en riesgo de exclusión social o para mejorar el transporte público en aquellos barrios donde sea más deficitario. Así lo aseguró ayer la presidenta de la federación, María José Broseta, que, no obstante, mantiene sus más de cien propuestas para que las tengan en cuenta en esos presupuestos.
Estos días, el equipo de Gobierno municipal ultima los detalles de las cuentas del año que viene y como viene siendo habitual ha consultado a los vecinos para que hagan sus propuestas. En una reunión celebrada el pasado viernes, María José Broseta entregó al vicealcalde Alfonso Grau un listado con un centenar de ideas puestas sobre la mesa por más de treinta asociaciones vecinales. La mayoría se refieren a los parques infantiles, los jardines o las aceras.
Grau, sin embargo, les dijo que a día de hoy sólo tenía un millón de euros del capítulo de inversiones para que hicieran propuestas concretas de gasto. Y ese asunto fue visto el pasado martes en una reunión de la Federación.
Como estaba previsto, su decisión es no proponer ningún proyecto en concreto, ya que todos se consideran prioritarios y cada asociación defiende los suyos, dijo María José Broseta.
Así pues, la propuesta que han trasladado al equipo de Gobierno es que ese millón de euros se destine a las ayuda de emergencia que el ayuntamiento da a las familias en riesgo de exclusión social o bien que se utilice para mejorar el transporte público en los barrios donde sea más deficitario.
María José Broseta ha vuelto a lamentar la falta de tiempo para analizar todas estas cuestiones y ha pedido sensibilidad al equipo de Gobierno para que atienda sus sugerencias.
El año pasado no presentaron ningún proyecto conscientes de que la situación económica no era la más óptima para hacer muchos gastos, pero este año entienden que la situación es distinta y han optado por hacer propuestas como siempre. Lo del millón de euros les cogió por sorpresa y al final no han podido seleccionar un proyecto entre tantos.