Vecinos de Russafa exigen zonas infantiles en las calles reurbanizadas

Decenas de habitantes del barrio critican la falta de espacios comunes en las vías recién reformadas

12.11.2013 | 01:22

Por ahora son solo unas cuantas voces discordantes, pero comienzan a tomar fuerza en Russafa. Varios vecinos del barrio, tal como ha podido saber este diario, están descontentos con la reurbanización del barrio de Russafa, en la que la Conselleria de Infraestructuras se ha gastado más de 15 millones de euros. No descartan, incluso, agruparse y fundar una asociación de vecinos.
Las quejas hablan, principalmente, de la falta de parques infantiles. Los vecinos critican que, más allá del parque Manuel Granero, situado muy cerca de la plaza Manuel Sanchis Guarner, y de la zona infantil ubicada en la confluencia entre la calle Burriana y la avenida Antiguo Reino de Valencia, no hay espacio para los niños. Además, critican que mientras en el primer caso el parque presenta signos de abandono, en el segundo se encuentra totalmente saturado porque es la única zona infantil con que cuenta el barrio.
Relacionada con esta petición, también hay vecinos que reclaman más zonas para descansar, principalmente en el caso de los más mayores. Aseguran que, pese a que en las zonas reurbanizadas hay «mucho espacio» para las terrazas de las decenas de locales de ocio presentes en el barrio, hay pocos puntos con bancos para descansar. La Asociación de Vecinos de Russafa, que preside Giovani Donini, espera que terminen las obras en la confianza de que el barrio que aparezca después será «más agradable» para todos.