Los empresarios vigilarán que no se juegue al bingo con dinero en los clubes de mayores

Ejuva asegura que los pensionistas «no pueden apostar por pequeña que sea la cantidad»

16.11.2013 | 01:09

La Asociación Autonómica Valenciana de Empresarios de Juegos Legalizados (Ejuva) valoró ayer el borrador del reglamento de los centros municipales de mayores que ha presentado el Ayuntamiento de Valencia porque prohibe jugar al bingo con apuestas. Con todo, un portavoz de la asociación aseguró que los bingos «estaremos vigilantes para que no se hagan apuestas con dinero, por pequeñas que sean, porque eso nos perjudica».

Los empresarios de salas de juego y bingos llevan varios años denunciando las partidas ilegales de bingo no sólo en los centros de jubilados, también en clubs deportivos y en casales falleros. Una práctica que genera ingresos a los organizadores y ningún gasto en tributos, frente a los elevados impuestos que soporta el sector empresarial del juego.

En relación a la regulación de las partidas de cartas de los juegos denominados «tradicionales», como el mus, el tute o la brisca, el portavoz de Ejuva aseguró que a ellos no les afecta porque se trata de juegos que no están catalogados en la ley del Juego.

Los empresarios de salas de juego aseguran que han sido muchos años denunciando la compentencia que suponían los centros de mayores y los casales falleros y valoran que la administración tome medidas para proteger sus intereses.

Como ha publicado este diario, el Ayuntamiento de Valencia ha presentado una nuevo reglamento para los centros de mayores donde se permite jugar a las cartas con un límite de apuesta de cinco céntimos por persona y de 20 céntimos por partida. El ayuntamiento advirtió en 2010 a los centros, tras el cierre de centros de mayores en Mallorca donde se jugaba con dinero, de que la ley no permitía las apuestas con dinero.

La ley chocaba así con una costumbre arraigada en los centros de mayores donde no sólo se jugaba a las cartas con dinero y en algunos casos incluso hay salas preparadas para jugar al bingo, una actividad que la ley sólo permite en los casinos.

La concejala del PSPV Anaïs Menguzzato advirtió ayer de que el ayuntamiento sigue tolerando actividades lucrativas en los centros de mayores que no deberían tolerarse. Apuntó a la contratación, por parte de las juntas directivas de los centros, de profesores de gimnasia y podólogos.
La concejala de Bienestar Social, Ana Albert, insiste por su parte en que en los centros de mayores «se hacen muchas actividades no sólo se juega».