Valencia pide agua del Júcar para la Albufera al quedarse 38 cm por debajo de su nivel

El ayuntamiento asegura que el lago está "en sus valores más bajos desde que hay registros" La "perellonà" no da el resultado esperado

25.11.2013 | 10:44
Valencia pide agua del Júcar para la Albufera al quedarse 38 cm por debajo de su nivel
Valencia pide agua del Júcar para la Albufera al quedarse 38 cm por debajo de su nivel

El Ayuntamiento de Valencia acordó ayer en su Junta de Gobierno Local pedir a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) aportaciones de agua para la Albufera, que se encuentra entre 33 y 38 centímetros por debajo de su nivel habitual en estas fechas. "No existen precedentes de niveles tan bajos durante la ýperellonà", se asegura en la propuesta firmada por el concejal de Devesa-Albufera, Vicente Aleixandre, y la coordinadora del área de Medio Ambiente, Mª Àngels Ramón-Llin.
Según explican ambos regidores, una vez que termina la cosecha del arroz, comienza el fenómeno conocido como la "perellonà", que dura oficialmente desde el 1 de noviembre hasta el 31 de diciembre. En este tiempo y ya con las compuertas bajadas, el nivel del agua sube entre 20 y 50 centímetros por las aportaciones de agua dulce de los sistemas fluviales aledaños, principalmente del río Xúquer, que proporciona el 80% de las aguas que alimentan el lago. La incidencia es tal que en esta época se recupera buena parte de la superficie original, extendiéndose la lámina de agua hasta alcanzar las 8.000 hectáreas, cuatro veces su tamaño habitual.
Este año se ha constatado, sin embargo, que "los niveles del lago se encuentran anormalmente bajos, alrededor de 33 a 38 centímetros por debajo del nivel habitual en esta época", dicen Aleixandre y Ramón-Llin, hasta tal punto que "no existen precedentes de niveles tan bajos durante la ýperellonàý desde que hay registros oficiales".
"Estos bajos niveles -explican- se deben a una drástica reducción de los caudales con respecto a las entradas habituales en estos meses, aunque cabe señalar -matizan- que se desconocen las causas últimas de tal reducción". Lo que no parece ser el origen del problema es, a su juicio, "la falta de recursos de la cuenca, puesto que el volumen de agua embalsada actualmente en la cuenca del Júcar es el mayor registrado al menos desde el año 2000".

Petición expresa
El Ayuntamiento de Valencia se dirigirá, por tanto, a la Confederación Hidrográfica del Júcar para que informe al equipo de Gobierno de "cuales han sido las causas que han provocado dicha reducción de caudales, así como que en el marco de las competencias que tiene atribuidas, asegure unos caudales y niveles de agua en el lago adecuados".
Sólo de esta manera -añaden los concejales- será posible cumplir los objetivos de recuperación y conservación establecidos en la normativa vigente que protege el humedal".