Los regantes responden al ayuntamiento que el nivel de la Albufera no es peligroso

Los agricultores prefieren que los embalses sigan cerrados hasta verano y los pescadores alertan de la poca profundidad del lago

25.11.2013 | 10:44
Pescadores en el lago de la Albufera.
Pescadores en el lago de la Albufera.

La petición del Ayuntamiento de Valencia, a través de su Junta de Gobierno Local, a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) de más agua para aprovisionar l'Albufera después de que la "perellonà" no alcance los límites esperados ha dividido a los trabajadores del lago. Mientras que los regantes son partidarios de que los embalses permanezcan cerrados a la espera de que llegue el verano y haga falta el agua para las cosechas, los pescadores prefieren que los aportes se hagan de manera inmediata para que el lago mantenga su salud biológica.
José Fortea, presidente de la Comunidad de Regantes de Sueca y secretario de la Junta de Desagüe del parque, fue ayer duro con la moción que firman el concejal de Devesa-Albufera, Vicente Aleixandre, y la concejala de Ciclo Integral del Agua y coordinadora del área de Medio Ambiente del consistorio, María Àngels Ramón-Llin. "Los ayuntamientos tienen que dedicarse a hacer política y dejarnos la cuestión del agua para los que entendemos de agua", dijo Fortea, que indicó que "parece mentira" que Aleixandre y Ramón-Llin "conozcan tan bien el terreno".

"Es una medida política"
"L'Albufera está como está porque el agua de los embalses está guardándose para las cosechas de verano y porque no hay ningún peligro", destacó Fortea, que aseguró que la Junta de Desagüe "no aprobará" la petición de agua porque es "una medida política" que no es "correcta". "Evidentemente, es mejor que l'Albufera tenga más agua, pero cuando toque regar el nivel del agua tiene que ser el adecuado", detalló Forte, que desveló que el agua está "un centímetro" por encima de su cota normal, y que quedan "24 centímetros" para el nivel habitual durante la "perellonà", que es un fenómeno que se da los meses de noviembre y diciembre cuando el agua sube entre 20 y 50 centímetros por las aportaciones de los sistemas fluviales aledaños. " Con la 'perellonà' sería mejor para cazar y demás, pero como está siendo un año seco, no vamos a soltar agua", insistió Fortea, que sentenció con respecto a la situación, que tildó de "chorrada", que "los políticos se dediquen a hacer política" .
En la otra orilla se encuentran los pescadores de las localidades aledañas al lago que viven de la pesca que encuentran en las mermadas aguas del parque natural. José Caballer, presidente de la Comunitat de Pescadors de El Palmar, explicó ayer que aunque las capturas van bien, "lo mejor es que llegue el agua ya". "L'Albufera tiene que tener un caudal ecológico y la CHJ debe dar agua ya", comentó Caballer. Por su parte, Miguel Raga, presidente de los pescadores de Catarroja, aseguró que están "esperando que llegue el agua". "Están arruinando l'Albufera", lamentó Raga, que desveló que en algunos puntos del lago "no se puede navegar con las barcas porque la quilla da en el fondo" debido al bajo nivel del agua.
La CHJ, por su parte, preguntada por este diario, prefirió guardar silencio. Fuentes consultadas emplazaron al lunes para dar alguna respuesta a la petición del Ayuntamiento de Valencia.

Noticias relacionadas