El nuevo Museo Taurino no superará los 18 metros de altura de la plaza de toros

El edificio polivalente se ubicará en la zona recayente a la calle Castelló, junto a las taquillas del coso

28.11.2013 | 10:29
Recreación del nuevo edificio del Museo Taurino y de las taquillas del coso desde la embocadura de las calles Xàtiva (i) y General Sanmartín (d).
Recreación del nuevo edificio del Museo Taurino y de las taquillas del coso desde la embocadura de las calles Xàtiva (i) y General Sanmartín (d).

El nuevo edificio polivalente que el Plan Especial de Protección y Reforma Integral (Pepri) de Universitat-Sant Francesc prevé para el entorno de la plaza de toros no podrá superar, en ningún caso, los 18 metros. Así lo confirmaron ayer fuentes conocedoras del proyecto, que acaba de pasar por el paso de información pública. El edificio ha de mantener coherencia con el coso taurino, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).
El inmueble tendrá entre cuatro y cinco plantas, y albergará distintas dependencias aledañas a la plaza como vestuarios o almacenes, además de un nuevo Museo Taurino. El edificio se localizará en la zona recayente a la calle Castelló, ahora en proceso de remodelación, y permitirá que desde la zona comercial proyectada junto al coso del siglo XIX se pueda observar con nitidez la plaza de toros. Las taquillas, que no forman parte del BIC y que ahora se encuentran en la calle Xàtiva, serán trasladadas junto al edificio de nueva planta que se alzará tras la plaza.
El Museo Taurino, que como el propio coso dependerá de la Diputación de Valencia, se unirá con la plaza mediante una pasarela. La idea es que parte de los servicios que se ofrecen ahora en las entrañas de la arena pasen a poder ofrecerse en el nuevo edificio de cara, además de a espectáculos taurinos, a otros eventos que se puedan celebrar en la plaza como mítines o conciertos. El proyecto de remodelación del entorno del coso prevé una inversión de 7 millones de euros, incluyendo 480.000 para una hipotética cubierta.
EUPV presentó en julio alegaciones en referencia a la altura del edifico, al que consideraban «sobredimensionado» para las necesidades de la plaza. En las alegaciones proponían que el inmueble se quedara en tres alturas y la edificabilidad de 11.716 metros se aprovechara en los sótanos.