04 de febrero de 2015
04.02.2015
Exposición

Un universo científico en el Instituto Vives

El Palau de Cerveró acoge una exposición sobre las investigaciones que se llevaron a cabo en el centro educativo a comienzos del siglo XX

04.02.2015 | 00:06
Un universo científico en el Instituto Vives

Eran profesores del instituto Luis Vives pero, cuando finalizaba su trabajo docente, investigaban. Celso Arévalo o Luis Pardo fueron ejemplo de cómo, desde principios del siglo XX, un caldo de cultivo especial se gestaba en el decano de los institutos de secundaria de Valencia. Y es que el IES Luis Vives actuó como un verdadero centro de investigación y cultura. Es más, el centro educativo obtuvo un especial protagonismo en el campo de la historia natural.

Para recordar esta época y poner en valor el patrimonio que aún perdura de las investigaciones realizadas en el instituto Lluis Vives de Valencia, el Palau de Cerveró inauguró ayer la exposición «La historia natural en el instituto Lluis Vives: Espacio de enseñanza, lugar de ciencia», que podrá visitarse hasta el 24 de abril en la sala Manuela Solís. De esta forma, la muestra „comisariada por los profesores Jesús Ignacio Catalá y José María Azkárraga„ reúne una selección de los fondos del instituto en aras de recuperar las colecciones, digitalizar los documentos, restaurar algunas piezas y poner en valor tanto la labor de aquellas personas que hicieron posible un lugar de investigación en un centro docente, así como el material que emplearon, que no fue poco.

Con más de cien años de trabajo científico y de docencia, la exposición permitirá conocer con mayor detalle la trayectoria del Lluís Vives: las colecciones de su museo, el laboratorio dedicado al estudio de la ecología de las aguas dulces (Albufera, Cullera, marjal de Almenara, etcétera) o la creación de una revista propia, los «Anales del Instituto», donde se publicaron investigaciones biológicas de alto nivel científico. Así, la muestra reúne diferentes formatos. Desde libros, documentos, instrumentos, trabajos escolares, láminas botánicas, fósiles y sedimentos hasta preparaciones en líquido conservante con fases de desarrollo embrionario. Es decir, el universo de aquel espacio así como sus investigaciones. Todo ello, entre paneles gigantes con fotografías de la época.

Además, destacan algunas piezas como el Libro de visitas del antiguo Laboratorio de Hidrobiología Española (1912-1918), que cuenta con las rúbricas del periodista Félix Azzati o el profesor exiliado Enrique Rioja; un Atlas de peces de agua dulce con cromolitografías representativas de sus variedades; el primer manual español en el que aparece la «Teoría de la Evolución de las Especies de Darwin», que fue escrito por Ribera en 1877, y otras piezas como un fósil de rana de Libros (Teruel) o cuatro modelos anatómicos de escayola, que podemos ver en algunos institutos históricos, pero que son los únicos conservados en Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Alonso dice que quedan agravios por remediar

El coordinador del grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica anima a "proseguir en las...

Las calles franquistas "desaparecen" en València

El Ayuntamiento coloca la nueva placa «Avinguda de l´Oest» y durante un año convivirá con la...

Patatas crujientes con imaginación

Patatas crujientes con imaginación

El producto básico de La Patatona procede de la empresa valenciana Lolita - Su dueña dice que...

Benimàmet pide apoyo a los partidos para solicitar la Entidad Local Menor

Representantes de todas las formaciones acuden a la llamada de la Comisión Promotora

Discrepancias entre vecinos por la nueva reordenación de Sant Marcel·lí

La creación de una plaza peatonal y la reordenación del tráfico en Sant Marcel·lí ha abierto un...

Gas Natural estudia transformar la paja del arroz en energía renovable

Gas Natural estudia transformar la paja del arroz en energía renovable

La compañía baraja la viabilidad de utilizar los restos para producir gas renovable y evitar las...