05 de abril de 2015
05.04.2015
Incendio

La quema de unos cartones afecta a la puerta y a la fachada traseras del Museo de la Ciudad

El fuego, provocado presuntamente por un indigente, no dañó ninguna obra pero obligó a los bomberos a ventilar el interior de las instalaciones

05.04.2015 | 00:53
La quema de unos cartones afecta a la puerta y a la fachada traseras del Museo de la Ciudad

Bomberos del retén del Carmen sofocaron ayer, a las 2.30 horas de la madrugada del viernes al sábado, un fuego que se inició junto a la puerta trasera del Museo de la Ciudad, en el centro histórico. El interior del edificio quedó afectado por el humo provocado por, parece ser, la quema de unos cartones por parte de un indigente y los bomberos procedieron a ventilar el interior del palacio de los Condes de Berbedel, anteriormente del Marqués de Campo.

El incendio fue de pequeñas dimensiones aunque ha dejado su huella en la puerta de servicio del museo, que da la calle Vergara. Aunque el fuego no llegó a atravesar la puerta y penetrar en el museo, los bomberos ventilaron el interior del palacio. La entidad abrió sus puertas con normalidad ayer por la mañana aunque técnicos de la Concejalía de Cultura recorrieron las instalaciones municipales para comprobar que la integridad de las obras artísticas contenidas en el palacio no se había visto afectada, como finalmente no ocurrió.

La teoría más plausible, según fuentes tanto municipales como del cuerpo de bomberos del consistorio, apuntaba ayer a la quema de unos cartones por parte de un indigente junto a la puerta trasera. Se trata de una zona relativamente resguardada donde en las noches frías duermen sintecho para capear las bajas temperaturas. Presuntamente, un indigente prendió unos cartones para calentarse y el fuego se descontroló. Miembros del parque de bomberos de Ciutat Vella, en la plaza de Tavernes de la Valldigna, acudieron al lugar del suceso y apagaron el fuego, que nunca llegó a tener grandes dimensiones ni a afectar ni al interior del museo ni a los edificios de alrededor. En cualquier caso, el humo sí penetró en el palacio, por lo que los bomberos ventilaron las instalaciones para evitar problemas en las colecciones de arte que se guardan en el Museo de la Ciudad. Algunas fuentes confirman que sonó la alarma antiincendios, mientras que otras aseguran que no llegó a hacerlo gracias a la rápida intervención de los bomberos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook