05 de abril de 2015
05.04.2015
"València en flames"

La "Ruta por la Valencia Erótica" llega para quedarse

Los organizadores auguran nuevas ediciones de un recorrido por el centro de la ciudad que incluye una visita a ciertas calles del barrio de Velluters donde la ordenanza contra la prostitución no ha tenido el efecto deseado

05.04.2015 | 04:15
La "Ruta por la Valencia Erótica" llega para quedarse

Decenas de personas participan en la «Ruta por la Valencia Erótica» organizada por el colectivo «Horta Viva». El recorrido transcurre por las callejuelas del centro histórico, en la antigua mancebía y en el actual barrio de Velluters. Las paradas más importantes son la casa de la cortesana Bienvenida Pérez y la Lonja de la Seda, donde hay varias gárgolas en posturas provocativas.

­El 10 de noviembre de 2013 se realizó la primera «Ruta de la Valencia erótica» como colofón del «Festival de las Artes Ciutat Vella Oberta». Fue al acto más exitoso del certamen, con más de 300 personas en la calle, que culminó con la inauguración de la placa homenaje en la casa natalicia de Bienvenida Pérez a nuestra gran cortesana, justo en el centro de lo que fue la enorme mancebía medieval. Dos años después el colectivo «Horta Viva» que diseña rutas culturales huertanas, ha tomado el testigo presentando su propia ruta escabrosa bajo la dirección de Miquel Àngel Minguet.

Nuevamente el éxito acompañó. A las 10.30 de la mañana del viernes se hizo un primer pase, y a las 18 horas hubo que montar una repetición. Citados en el número 69 de la calle Quart, los expedicionarios bordearon la alamedita de las torres hasta la calle de la Corona, donde había una de las entradas al macro-burdel valenciano. Allí Miquel Ángel, persona deliciosa y muy elocuente, desgranó los pormenores del funcionamiento del ente. En realidad la mancebía era un prostíbulo de prostíbulos, con más de doscientas casitas con sus correspondientes profesionales y un administrador general que debía rendir cuentas ante el ayuntamiento o Consell.

La siguiente parada fue acudir ante la beatífica imagen de doña Bienvenida Pérez en su casa natalicia. Esta valenciana singular que conquistó en Londres a ministros y lores es la gran heredera simbólica de aquellas mujeres que lucharon y vivieron en la «Casa de Fembres Pecadrius» durante más de cuatrocientos años.

Por la calle de las Danzas bajamos hacia la Lonja, donde admiramos sus surrealistas gárgolas, mostrando sus pechos y sus penes, y los adornos de las ventanas con parejas fornicando, además del gran enigma del gañán de espaldas, que no sabemos si está a punto de defecar o sencillamente está penetrando con su miembro viril la regia pared, simulando una cópula imposible entre el hombre y la piedra.

Por detrás del Mercat Central, donde las eróticas anguilas de la Albufera bailan su danza todas las mañanas junto con los frutos y productos como el «nap», las «figues», los «conills» o los «cacaus», pasamos a los restos del barrio chino, actuales calles Beata y Triador. ¡Menudos nombres más premonitorios! Aquí descubrimos que la publicitada «ordenanza» que se dictó en contra de la prostitución callejera no ha servido de nada. Allí están, resistentes e irreductibles, tanto las orondas meretrices como los decrépitos clientes. Ninguna ley puede aplastar una realidad social tan evidente.

En el convento de Santa Úrsula
Por lo que fue el barrio de Velluters regresamos a la calle Quart y finalizamos la visita ante el convento de Santa Úrsula. La mala de «La sirenita» tenía este nombre. Miquel Ángel nos anima a escenificar un sainete anticlerical donde Fray Pascual se cepilla a Sor Filomena, magistralmente interpretada por Pilar, incorporándose al trío finalmente el Padre Prior.

Un asistente de Aielo de Malferit, Paco Juan Cháfer, nos informa que el verbo «manchar», ahora muy en desuso, era el general para significar hacer el coito en su pueblo. Buena anotación para los filólogos. También asiste Rubén Losada, que en su artesanal taller, la Escuela Inferior de Cerámica de Manises, prevé reproducir las gárgolas de la Lonja para convertirlas en souvenirs.

Una visita fructífera y muy agradable. «Horta Viva» hasta ahora centrada en temas rurales, inicia su invasión de la ciudad a través del sexo. «València en flames» se repetirá próximamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Las artes visuales entran en la escuela

El ayuntamiento busca a nueve artistas o grupos artísticos para acercar la creación contemporánea...

Sanidad inicia otra campaña de divulgación para la época crítica del mosquito tigre

La Concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de València inició ayer una campaña de información y...

Se reanudan las visitas al parque natural con seis rutas diferentes

Se reanudan las visitas al parque natural con seis rutas diferentes

Los itinerarios recorren la historia, la naturaleza de la devesa y del lago e incluso el...

Las obras de la A-3 complicarán los accesos a València a partir de mañana

Las obras de la A-3 complicarán los accesos a València a partir de mañana

Xirivella edita un vídeo y un dossier para advertir a sus vecinos de los cortes, mientras la...

Entidades ecologistas registran 16 nuevas especies de insectos en l´Albufera

Entidades ecologistas registran 16 nuevas especies de insectos en l´Albufera

En el listado se incluyen arañas, moscas, abejas, saltamontes y mariposas nocturnas

José Benavent: "A València aún le queda recorrido turístico, pero estamos llegando al límite"

José Benavent: "A València aún le queda recorrido turístico, pero estamos llegando al límite"

«Queremos que vengan más turistas, pero turistas que gasten más y no saturen el espacio público»