12 de abril de 2015
12.04.2015

El «caloret», la Piquer y el santo, juntos en un «miracle»

Carles Recio representa en la plaza del Ayuntamiento una obra en la que la conocida cantante de copla da la réplica al santo valenciano

12.04.2015 | 17:32
El «caloret», la Piquer y el santo, juntos en un «miracle»
Los participantes, tras un ensayo.

Concha Piquer abandonó los escenarios en 1958, pero anoche volvió a los escenarios en la plaza del Ayuntamiento encarnada en la actriz Inma Guerrero para enfrentarse, como cupletista licenciosa, al portentoso dominico Sant Vicent Ferrer en un duelo de virtudes sin precedente.

«El caloret de Sevilla» es un milagro vicentino escrito expresamente para conmemorar el primer centenario del Altar de Russafa. Además de homenajear al patrón de Valencia se ha querido rendir tributo a la artista valenciana más prestigiosa del siglo XX, Concha Piquer.

Se ha divulgado poco sobre las peregrinaciones de Sant Vicent por Castilla y Andalucía, olvidando que con sus predicaciones fue el fundador de las actuales festividades de Semana Santa en Medina del Campo y en Sevilla. Todas las procesiones, pasos, vestas y actos piadosos nacieron del ingenio religioso de este gran fraile valenciano.

Con canciones míticas
Aprovechando este «milagro» histórico, la fundación de la Semana Santa de Sevilla, el colaborador de Levante-EMV Carles Recio ha imaginado una trama novedosa donde no faltan las canciones y los bailes, con toda la pasión y el alma de la copla. Inma Guerrero interpreta en directo varios temas míticos de la Piquer como «Ojos verdes», «Yo soy esa» y «En tierra extraña».

El elenco ha reunido una serie de personalidades que no han querido faltar a este homenaje centenario, encabezados por la veterana actriz María Fernanda D´Ocón y el indumentarista Enric Marzal, con Carlos Galiana, Josep Albero, Sandra Peña, Joan Vicent Ruiz, Lucia Andrés, Vanesa Gradolí, Rafael Hércules, Marcos Soriano, Carolina Guillamón y Salva Ferriol en el papel de San Vicente. El bailarín Eros Recio y el cuadro de baile de la Casa de Andalucía de Valencia llevaron el peso musical con la interpretación de sevillanas, fandangos y seguidillas. Han sido dirigidos por Toni Ribera, bajo la coordinación general de Josep Cerezo, de la Junta Directiva del Altar de Russafa.
Probablemente este es el «miracle» vicentino más original que se ha estrenado este año, pero no ha entrado en el concurso organizado por la Junta Central Vicentina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook