13 de abril de 2015
13.04.2015
Renuncia

Mayrén Beneyto se adelanta a Rita Barberá y anuncia que no irá en la lista

La concejala de Cultura y del Palau renuncia a repetir con un mensaje en las redes sociales - «La alcaldesa necesita caras nuevas; si ella me lo pidiera iría incluso la última», explica la edil

13.04.2015 | 14:12
La concejala Mayrén Beneyto, en una foto de archivo.

La concejala de Cultura y presidenta del Palau de la Música, Mayrén Beneyto, se adelantó ayer a las listas del PP local que anunciará Rita Barberá mañana y confirmó, a través de un mensaje en las redes sociales, que no seguirá en el consistorio la próxima legislatura. La alcadesa habló el pasado viernes, en la Junta de Gobierno Local, con varios de los ediles que han trabajado con ella, algunos, como es el caso de Beneyto, desde su llegada al ayuntamiento en 1991, y en algunos casos les ha informado de que no irán en las listas que esta semana presentará a la Junta Electoral. Es el caso de Beneyto, según fuentes conocedoras de la situación, que ha decidido marcar ella misma los tiempos en una decisión que, eso sí, no le corresponde enteramente a ella. Barberá también ha hablado con el concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, que tampoco continuará en el consistorio. La alcaldesa le trasladó, según ha podido saber este periódico, que su nombre figurará en las listas a las Corts, donde el PP espera conseguir entre 12 y 14 diputados por Valencia.

Beneyto declaró ayer que la alcaldesa «necesita caras nuevas». Precisó que la primera edil ha tenido «la confianza» de pedir esa renovación y ella, como amiga y por su «respeto y fidelidad» a la alcaldesa, aceptó «ayudar» en lo que pudiera. Barberá le propuso que, de ganar el PP las elecciones, podría seguir llevando la presidencia del Palau de la Música, algo que Beneyto aceptaría «feliz». La concejala asegura que Barberá «ni es vengativa ni cambia cromos», y quiso dejar claro que esta situación no se debe a que nadie haya «pedido su cabeza».

Hacía así referencia a Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia, que dimitió el pasado 16 de marzo tras ser imputado en el caso Nóos, y a la posibilidad de que él hubiera podido exigir su dimisión, algo que Beneyto negó tajantemente. La relación entre Rita Barberá y Mayrén Beneyto, que llegaron juntas al ayuntamiento en 1991 tras el pacto del PP con la Unión Valenciana de Vicente González Lizondo, se había enfriado en los últimos meses debido a la declaración de Beneyto como testigo en el caso Nóos, donde apuntó inequívocamente a Grau como responsable de los contratos de la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau con el instituto de Iñaki Urdangarin y Diego Torres para la celebración de tres Valencia Summit. Desde entonces, Beneyto ha sido una isla no exenta de tensión dentro del equipo de gobierno del PP.

Sanchis y Jurado no seguirán
Beneyto tampoco será el último nombre en despedirse del consistorio. Varios concejales más abandonarán el ayuntamiento tras el 24 de mayo en un intento de Rita Barberá, que cumplirá 67 años este verano, de rejuvenecer las caras del consistorio con concejales por debajo de los 65 años. El actual delegado de Descentralización y Participación Ciudadana, Ramón Isidro Sanchis, se ha alejado de la vida pública, aunque no de la gestión, y todo parece indicar que no continuará en las listas, donde tampoco estará el concejal de Alumbrado y Fuentes Ornamentales, Juan Vicente Jurado, que ha anunciado su marcha por motivos personales. El futuro de los ediles de Hacienda y de Administración General, Silvestre Senent y Vicente Igual respectivamente, está abierto, y todo parece indicar que uno o incluso los dos podrían continuar en las listas.

Sí seguirán otros como Alfonso Novo, Cristóbal Grau, Lourdes Bernal o Maria Àngels Ramón-Llin, así como Alberto Mendoza, a los que podrían sumarse Cristina Montalvà, Visi Boquer y Julio Aguado. Las encuestas dan al PP entre 12 y 13 de los 33 concejales del consistorio, muy por debajo de los 20 que tiene ahora. Esa cantidad de actas permitiría a Barberá formar gobierno con el apoyo de otras fuerzas políticas en el previsible rompecabezas en que se convertirá el hemiciclo tras los comicios del 24 de mayo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook