15 de abril de 2015
15.04.2015
Simbología

El PSPV denuncia a Barberá y a Cañizares por no retirar varios símbolos franquistas

El Grupo por la Memoria Histórica constata que varios edificios públicos no cumplen con la ley y exige la supresión de los iconos de la dictadura

15.04.2015 | 16:54
El PSPV denuncia a Barberá y a Cañizares por no retirar varios símbolos franquistas

El aniversario de la proclamación de la Segunda República Española sirvió para recordar que diversos edificios públicos de Valencia continúan exhibiendo simbología franquista, a pesar de que la ley lo prohibe. Por ello, el secretario del PSPV de la provincia de Valencia, José Luis Ábalos, el coordinador del Grupo para la Memoria Histórica, Matías Alonso, presentaron ayer junto al abogado Eduardo Ranz sendas denuncias contra el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, y la alcaldesa Rita Barberá por mantener menciones y símbolos de la dictadura en edificios de la ciudad frente a lo establecido por la Ley de Memoria Histórica.

En la denuncia a Barberá, presentada ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, se cita como símbolos franquistas que se mantienen en Valencia el Monumento a los Caídos en la en la plaza de la Porta de la Mar; un escudo anticonstitucional en la fachada de un centro juvenil de la Calle Pablo Meléndez; otros en el CEIP Padre Mansón y el Teodoro Llorente; o en la fachada de la Comandancia de la Guardia Civil de Patraix y en la de Benimaclet.

En el escrito al cardenal Cañizares, ante los juzgados de instrucción de Valencia, ponen como ejemplo que el retablo del Altar Mayor de la Iglesia de la Santa Cruz de Valencia existe una pintura idéntica al General Francisco Franco; en la parroquia de San Valero se observa Placa cuya leyenda finaliza con la expresión «año de la Victoria 1939»; o que en la Iglesia de la Punta existe una hornacina en la fachada dedicada a «José Antonio, fundador de Falange Española, y otros caídos», entre otros símbolos.

En total, una quincena de obispados y arzobispados de toda España fueron denunciados ayer ante los juzgados de instrucción por consentir el mantenimiento de símbolos de la Guerra Civil y la dictadura franquista en contra de lo estipulado por la Ley de Memoria Histórica y mantener en sus basílicas los restos de Francisco Franco, José Antonio Primo de Rivera o el general Queipo de Llano pese a que el derecho canónico solo permite enterrar en sus territorios cadáveres de pontífices, cardenales u obispos.

Homenajes y recuerdos
Por otra parte, El Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica y la Fundación Internacional Baltasar Garzón, con la colaboración de los socialistas valencianos, desarrollarán dos actos el próximo fin de semana para recordar a los represaliados de Franco. El sábado 18, en Valencia, recordarán que siguen sin estar los nombres de quienes aún están en el antiguo Cementerio Civil, y el domingo acudirán al «Paredón de España» de Paterna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook