28 de abril de 2015
28.04.2015
Urbanismo

Bancos y promotoras controlan la huerta urbanizable del fallido PGOU

La mitad de las cien parcelas analizadas por Per l'Horta está en manos de empresas como Gesfesa, Urbem y Nuevo Siglo

28.04.2015 | 04:15

Un elevado porcentaje del suelo de huerta afectado por la fallida revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valencia estaría en manos de bancos y empresas inmobiliarias. Así lo denunció ayer Per l'Horta tras el análisis de un centenar de parcelas, que en conjunto sumarían 28 de las 415 hectáreas de huerta a reclasificar anunciadas en la revisión del plan.

De las parcelas estudiadas, el 50% estaría en manos de empresas inmobiliarias, que compraron estos suelos en los años de la burbuja inmobiliaria y muchos de los cuales han acabado en manos de entidades bancarías a raíz de la crisis inmobiliaria y la quiebra de muchas promotoras.

La identificación de los propietarios de 103 parcelas repartidas por la huerta afectada por el PGOU demuestra que a partir del año 2003 „un año antes de iniciarse la revisión del PGOU„ una quincena de empresas promotoras se lanzó a comprar suelos no urbanizables. La máxima euforia compradora se produjo entre 2005 y 2006, cuando algunas parcelas de huerta con expectativa de reclasificación se pagaron a precio de oro.

Per l'Horta asegura que el estudio no incluye toda la superficie acumulada por los promotores en la huerta pero, a su juicio, «deja clara la importante dimensión de las adquisiones», centradas en muchos casos en las parcelas de mayor superficie.

La plataforma en defensa de la huerta ha elaborado, en base al análisis de las parcelas incluidas en el PGOU de Valencia, el mapa de la especulación urbanística de la ciudad. Además de constatar que más de la mitad de las parcelas investigadas son propiedad de inmobiliarias, Per l'Horta asegura que los datos obtenidos sugieren que las promotoras que en los años previos a la revisión del PGOU o coincidiendo con la misma hicieron acopio de suelo agrícola con expectativas de recalificación se repartieron el pastel por zonas.

Así, en la Punta y Natzaret, uno de los futuros sectores urbanizables destinados a vivienda, tienen suelo promotoras como Urbanismo Nuevo Siglo „vinculada a Secopsa, una de las contratas del ayuntamiento„, Inmotaver, Roig, RSE Hijos (vinulada a la familia Serra de Álzaga) y la Sareb, el denominado banco malo.

En la huerta de Faitanar, un área que el actual PGOU califica como inundable y por tanto no urbanizable, se concentraban las propiedades de Urbem (23.000 m2), una empresa que en 2014 entró en concurso de acreedores lastrada por sus deudas.

En Vera tendrían suelo Gesfesa y RSE Hijos, ambas con unos 6.000 m2 de terreno.

Chamartin Campanar S.L. es propietaria de una de las mayores superficies de suelo a reclasificar, concretamente, en Campanar, en el entorno de la partida de D'Alt, un espacio de huerta en plena producción donde abundan alquerías y molinos protegidos. Esta promotora también entró en concurso de acreedores en 2012.

En la misma zona de huerta de Campanar la Sociedad Agraria de Transformación «Labor Caballero», que tiene como administrador único a Francisco Roig, controla 29.000 metros cuadrados de suelo.

Gesfesa, Despegue Urbano XXI, Tenidor de Inversiones y Participaciones, Gescap, Nozar, Tarazona Soriano y el Valencia C.F son otros de los nombres que figuran en la lista de propietarios de suelo con expectativa de reclasificación del PGOU.

Tras once años de tramitación y ante el rechazo ciudadano evidenciado durante la última fase de exposición al público del plan, equipo de gobierno de Rita Barberá dejó aplazado hasta después de elecciones la revisión del PGOU, comprometiéndose si gana el PP a no reclasificar más huerta hasta que esté agotado el suelo en el casco urbano. El estudio de Per l'Horta confirma lo que denunció en 2005 el entonces portavoz del grupo socialista en el ayuntamiento de Valencia, Rafael Rubio, quien aseguró que las modificaciones del PGOU se habían hecho de acuerdo a un determinado sector de promotores de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

València es la ciudad en la que más cuesta mantener un coche, con 3.000 euros anuales

València es la ciudad en la que más cuesta mantener un coche, con 3.000 euros anuales

El «cap i casal» cuenta con el impuesto de circulación más económico, pero el estacionamiento más...

Denuncian actos vandálicos por el ocio en El Perellonet

Denuncian actos vandálicos por el ocio en El Perellonet

Los vecinos de las urbanizaciones del Perellonet han puesto en marcha una campaña para denunciar...

El PP vuelve a pedir que se amplíe el plazo de ayudas al comercio

El PP vuelve a pedir que se amplíe el plazo de ayudas al comercio

Beatriz Simón considera un «error de bulto» del concejal Galiana convocar las bases en del 7 al...

Fomento pone en marcha los cortes de tráfico para construir el paso inferior de la V-30

Fomento pone en marcha los cortes de tráfico para construir el paso inferior de la V-30

Los vehículos que se dirijan al puerto desde València deberán desviarse por la avenida Tres...

Un tren de los ochenta para el centenario

Un tren de los ochenta para el centenario

Amigos del Ferrocarril organiza un viaje Madrid-València con un convoy de la «Movida»