01 de agosto de 2015
01.08.2015
El tráfico en la ciudad

Movilidad decretará zona 30 km/h en Guillem de Castro, Marqués de Sotelo o Pintor Sorolla

La ronda interior delimitará la zona de velocidad limitada a partir del 1 de septiembre

01.08.2015 | 04:15

El Ayuntamiento de Valencia avanza hacia la pacificación del tráfico en el centro de la ciudad. El consistorio acordó ayer en la Junta de Gobierno Local, la iniciativa de la concejalía de Movilidad Sostenible y Espacio Público de ampliar a todas las calles comprendidas por la ronda interior de la ciudad la limitación de circular a velocidades inferiores a los 30 kilómetros por hora. Se trata de una medida avanzada en el pleno del jueves, donde el delegado Giuseppe Grezzi fue interpelado al respecto por el anterior concejal de Tráfico, Alberto Mendoza, del PP. Grezzi aseguró que iban a avanzar en la progresiva pacificación del tráfico en Ciutat Vella.

Esta medida, que se pondrá en marcha el próximo 1 de septiembre, comprenderá «la incorporación a las vías con tráfico pacificado de arterias como la calle de La Paz, Pintor Sorolla, Roger de Lauria, Marqués de Sotelo y San Vicente hasta Guillem de Castro o la misma Plaza del Ayuntamiento». Para anunciar la limitación se colocarán señales verticales en todos los accesos al centro desde la ronda interior, excepto en los tramos ya señalizados como Zona 30 „aquellos en los que, además de limitarse la velocidad, los peatones pueden atravesar la vía por cualquier punto, debiendo los vehículos que circulan por ella cederles el paso para que crucen„, y se aplicarán marcas viales „de una señal tipo R-301 a 30 kilómetros por hora„ pintadas sobre el pavimento en todos los viales de acceso.

«Esta medida es sólo un primer paso en la consolidación de un nuevo modelo de movilidad en Valencia en el que los peatones sean los protagonistas», indicó Grezzi. que comentó que «el camino va a ser largo» porque «venimos de muy atrás». «A diferencia de las grandes ciudades de Europa y de muchas ciudades de España, el nivel de peatonalización de las grandes plazas de nuestro centro histórico es muy bajo y la permisividad de entrada de los coches es total, y eso es algo que, si queremos que nuestra ciudad incremente su atractivo para sus habitantes y quienes nos visitan, tenemos que revertir», expuso el edil.

Por otra parte, el consistorio informó de las medidas adoptadas para mejorar la visibilidad de los viandantes y ciclistas en la esquina del Hospital Clínico al impedir que los vehículos aparquen junto a la acera. Para ello, se ha pintado esta semana sobre la calzada un cebreado situado en la Avenida Blasco Ibáñez antes del giro a la calle Doctor Gómez Ferrer, colocándose sobre dicha área una baliza cilíndrica. Esta medida, explicó Grezzi, facilita el giro a los autobuses de la EMT que circulan por este punto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook