01 de agosto de 2015
01.08.2015
Remodelación

Un proyecto de 1999 será la base para la nueva y peatonal plaza de la Reina

El aparcamiento pasará en diciembre a gestión directa para poder remodelar el céntrico enclave

01.08.2015 | 04:15
Más árboles y zonas diferenciadas.

El Ayuntamiento de Valencia va a remodelar la plaza de la Reina. Se trata del primer gran proyecto urbano del nuevo gobierno municipal anunciado ayer por el segundo teniente de alcalde, Jordi Peris. La base del nuevo enclave será el proyecto ganador de un concurso para repensar la plaza convocado en 1999 por el Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunitat Valenciana y que es obra de Miguel del Rey, Iñigo Magro y Antonio Gallud. El primer paso será encargar a la empresa municipal Aumsa el estudio de viabilidad para remodelar la plaza con el fin de «ganar espacio» en este enclave de la ciudad y «recuperarlo para uso ciudadano», según Peris. El consistorio prevé también gestionar de manera directa la remodelación del aparcamiento ubicado en esta plaza „el 1 de diciembre próximo finaliza el periodo de concesión con la empresa que lo explota en la actualidad tras una prórroga de seis meses„ y modificar sus accesos para liberar espacio y hacerlos más directos. Se trata del mayor quebradero de cabeza urbanístico en la plaza de la Reina. El anterior equipo de gobierno ya quería remodelar el entorno pero el aparcamiento, de gestión indirecta, complicaba la cuestión. En una de sus últimas decisiones, el PP denegó prorrogar la adjudicación a Estacionamientos Madrid S. A. para acometer la reforma.

Este acuerdo «se enmarca en la necesidad de recuperar para la ciudadanía espacios emblemáticos» de la ciudad como defiende el nuevo gobierno local, tal como explicó ayer Peris. «Se trata de un referente de la ciudad, desde el punto de vista histórico y turístico, y es necesario darle mayor calidad urbanística. La prioridad del gobierno municipal es recuperar estos espacios y convertirlos en lugares para la ciudadanía, para disfrute de los vecinos, de las familias y para realizar actividades ciudadanas», indicó el concejal. «Es prioritario recuperar la plaza como verdadero espacio para la ciudad», aseguró Peris, que manifestó que la voluntad del ayuntamiento es «recuperar y dar un tratamiento adecuado al entorno de la plaza de la Reina» y «también a las calles de La Paz y del Mar» para «replantearlas y remodelarlas siguiendo el mismo criterio de espacio urbano».

Ese criterio ya viene marcado por el proyecto que Miguel del Rey, Íñigo Magro, María Teresa Santamaría y Antonio Gallud presentaron en 1999 a un concurso del colegio de arquitectos. Y ganaron. Del Rey explicaba ayer que su proyecto, aunque era «muy abstracto», sentaba las bases de una plaza peatonal, lejos de las rotondas y viales para autobuses y taxis que se encuentran hoy en día en la plaza de la Reina. «Queríamos devolverla la ciudadanía», rememora. Su proyecto pretende eliminar «un jardín muy poco rentable y un aparcamiento con entrada excesiva». «Hay que retejer la plaza con la ciudad», explica. Para ello, los arquitectos contemplaron destacar la importancia de la muralla romana, que pasaba por la misma plaza, y que se trataba de la construcción que delimitaba la primera Valencia. La idea era recuperar los restos arqueológicos en la parte noreste y crear una especie de cripta al final del aparcamiento con los restos romanos». El ayuntamiento quiere que el aparcamiento sea para residentes, vecinos y compradores en los comercios del centro.

El proyecto de 1999 dividía la plaza en dos ámbitos: uno más cercano a la Catedral para procesiones y otras tradiciones religiosas y otra zona entre las calles Corretgeria y San Vicente más civil. El acceso al aparcamiento también estaba solucionado, con dos rampas entre la calle de la Paz y la calle del Mar, y con aceras mucho más anchas con más árboles. «Poníamos mucho énfasis en resolver los problemas funcionales con respecto al aparcamiento y en mejorar el enfoque hacia la puerta barroca», comentó del Rey, que se ofreció para trabajar con el ayuntamiento en el proceso ciudadano de modificación y adaptación del proyecto, tal como anunció Peris. «Estaríamos encantados en colaborar con el ayuntamiento», comentó el arquitecto. Peris avanzó, además, que entre las actuaciones que se plantean está la ampliación de aceras en calles cercanas como la de la Paz, San Vicente y la del Mar; lograr la restricción del tráfico en la de Corretgeria, reubicar paradas de taxis y de autobuses, así como prohibir el estacionamiento. Ahora hay paradas de taxis y de autobuses y varias zonas de ORA. El consistorio prevé, como el proyecto de 1999, mantener la unión entre las calles de la Paz y San Vicente para los accesos desde el norte de la ciudad a la plaza del Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook