02 de agosto de 2015
02.08.2015

El ayuntamiento exhumará a Teófilo Alcorisa y lo trasladará a Burjassot

La edil de Cementerios asegura que no se puede garantizar «la recuperación de todos los restos»

02.08.2015 | 04:15
Uno de los hijos señala dónde está enterrado su padre en un homenaje en el cementerio.

La familia de Teófilo Alcorisa vuelve a tener motivos para sonreír. El Ayuntamiento de Valencia exhumará en próximas fechas los restos de Alcorisa después de un largo conflicto que está a punto de llegar al Tribunal Constitucional tras la negativa del consistorio, en el anterior mandato, a exhumar los restos del conocido como «el padre del Guerrillero», que se encuentra en una fosa común del Cementerio General desde 1947. La concejala de Cementerio, Pilar Soriano, anunció ayer que los trabajos se llevarán a cabo con la colaboración del Instituto de Medicina Legal de Valencia y con la autorización de la Dirección General de Patrimonio de Cultura.

Alcorisa fue detenido en 1947 en Cuenca, donde vivía con su familia, y trasladado al cuartel de Arrancapins en Valencia, donde murió tras una semana de palizas y torturas. Sus hijos comenzaron hace seis años, y al amparo de la Ley de Memoria Histórica, el proceso para pedir la exhumación de los restos, pero se encontraron con la negativa del consistorio y, después de una decisión por unanimidad del pleno municipal en 2014, con la petición de 45.000 euros para sufragar los gastos del proceso.

Todo ha cambiado con el nuevo gobierno municipal. La concejala Soriano aseguró ayer que se trata de atender «la humanitaria pretensión de una sepultura digna del padre de los familiares de Alcorisa para que sus restos puedan descansar en el Cementerio de Burjassot donde reposan los de su mujer». El proceso comporta ciertas dificultades, según Soriano, y no se puede asegurar «la obtención de los restos completos de Alcorisa debido a los 68 años que hace de su entierro. «El Ayuntamiento de Valencia ve como un reto arqueológico y un deber moral hacer frente a la exhumación», explicó.

Desde el Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica se felicitaron por la decisión „«es la mejor noticia para tres hermanos supervivientes de los cinco que empezaron el proceso hace más de seis años»„ pero insisten en que Alcorisa «no es un fósil». «No pedimos su exhumación para llevarlo a ningún museo sino para resolver una desaparición forzada y como reparación histórica hacia su familia». El coordinador del GRMH, Matías Alonso, destaca que el expediente del proceso «está plagado de hostilidad y arbitrariedades que no debe heredar el nuevo ayuntamiento; por ello, cuando antes podemos informar de los avatares de nuestras luchas anteriores, mejor». Alonso pidió una reunión con el consistorio para asegurar un procedimiento impecable. «Nadie tiene en cuenta que el anterior ayuntamiento originó denuncias y actuaciones jurídicas pendientes de concluir y que entró de lleno en cuestiones que no son de su competencia y que puede seguir invadiendo. Por eso creo necesaria esa reunión», indicó el coordinador del GRMH.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook