12 de agosto de 2015
12.08.2015

La transparencia llega a los pueblos de la ciudad

Carpesa y El Palmar publican el presupuesto que cuentan para las fiestas patronales, una medida que se extenderá a todas las pedanías

12.08.2015 | 04:15
La transparencia llega a los pueblos de la ciudad

La transparencia y la participación, dos de las banderas que ha enarbolado el nuevo gobierno tripartito municipal, también se llevarán hasta sus últimas consecuencias a los pueblos de la ciudad. Algunas pedanías, como Carpesa o El Palmar, ya han comenzado a aplicar los criterios de la concejalía que dirige Consol Castillo, publicando los presupuestos de 2015 correspondientes a sus fiestas. A iniciativa de sus alcaldes, Josep Duart y Raquel Romero, ambos de Compromís, han mostrado a través de las redes sociales a sus vecinos las partidas desglosadas destinadas a los festejos patronales.

«Mi intención es que la transparencia sea máxima. Que los vecinos de Carpesa sepan a que se destina cada euro que tenemos. Incluso hasta el pequeño sueldo por representación que reciba del Ayuntamiento. En los presupuestos de las fiestas de este año no hemos podido participar, pero en cuanto he tenido acceso a las cuentas, las he publicado», explicaba Duart a este periódico. Otro de los ejes, será el de la participación. «Queremos que el pueblo participe en las decisiones que nos corresponden, que entre todos elijamos lo que queremos y, por ejemplo, en qué queremos gasta el dinero del que dispondremos», añade el alcalde de Carpesa.

Del mismo modo se refiere Raquel Romero, la alcaldesa de El Palmar. «El pueblo debe estar informado del dinero del que dispone y en qué lo gastamos. Vamos a trabajar, además, para que las decisiones sean consensuadas», señalaba.

De momento se trata de iniciativas a título individual de los diferentes representantes del Ayuntamiento de Valencia en los pueblos, pero la intención de la concejalía que dirige Castillo es la de crear los canales adecuados para hacer llegar la información pública a los vecinos de las pedanías, bien a través en las redes sociales o sitios web de cada población. Además se instará a los representantes municipales en las pedanías a poner en práctica estos ejercicios de transparencia.

En el horizonte también está la creación de unos presupuestos más participativos para los pueblos de la ciudad. Se trata de los alcaldes pedáneos consensúen con los vecinos cuáles son las necesidades más importantes que tienen y sus demandas se trasladen al ayuntamiento para reclamar una mayor inversión.

Hasta ahora el Ayuntamiento destinaba un presupuesto cerrado a las pedanías según las necesidades de las mismas, aunque éste siempre ha sido ridículo comparado con la inversión que se ha realizado en otros barrios del cap i casal. Gran parte de los recursos económicos se destinaban a la financiación de las fiestas patronales.

Muchas de las obras que se han realizado en las pedanías, además, no han salido del presupuesto municipal, sino del dinero que la Diputació de València destinaba a través de su plan de núcleos. Para el bienio 2014-2015 fueron un total de 900.000 euros, una cifra que ha servido para realizar obras menores (aceras, alcantarillados, caminos, etc).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook