17 de agosto de 2015
17.08.2015
Convenio

Ética y universidad para modernizar la policía local

La Agencia de Seguridad proyecta un convenio para que profesores de la Universitat entren en el Ivaspe para cambiar «actitudes y valores» de los agentes

17.08.2015 | 04:15

­
Una Policía Local del siglo XXI, más encaminada a ayudar al ciudadano que a multarlo. Ése es el objetivo que se ha fijado el director de la nueva Agencia de Seguridad, Josep Maria Àngel, para la transformación que pretende acometer en los cuerpos de las policías municipales. Y para conseguirlo y dotar a las fuerzas de seguridad más cercanas al ciudadano de mayor carácter «democrático», la medida que pretende llevar a cabo el director general reviste un simbolismo especial: un convenio marco entre el Instituto Valenciano de Seguridad Pública (Ivaspe) „la academia donde se forman los agentes de policía local„ y la Universitat de València para que profesores de la institución universitaria desembarquen en el Ivaspe e impartan clase a los futuros policías.

«De Derecho, de Criminología, de Ética? Si los mejores expertos de estas áreas están en la universidad, vamos a sumarlos al Ivaspe», sostiene Josep Maria Àngel. Aunque ya hay algunos docentes universitarios en la plantilla de profesores del Ivaspe, el proyecto de la Agencia de Seguridad es que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, firmen un convenio y las relaciones se estrechen. «La institución que forma a policías no puede estar anquilosada en tiempos pasados. Necesita modernizarse y actualizar los contenidos para la formación de agentes. Y queremos que la Universitat de València nos ayude, que forme parte de nuestro órgano asesor y pueda aportar su voz», defiende Josep Maria Àngel, quien también quiere escuchar a los mandos policiales de la Policía Local para acometer este proceso de reforma.

El objetivo final es cambiar, a través de la formación, «la actitud y los valores» de los policías locales que salgan del Ivaspe. Y pone el énfasis en reforzar la formación no propiamente policial (tiro, tráfico, primeros auxilios, leyes, etc.), sino aquella más relativa a «la ética y la moral». «El policía local, que es el funcionario más cercano al ciudadano, ha de ser percibido por la gente como un funcionario que lo ayuda, no que lo vigila y que le sanciona. El concepto que buscamos es el de ´policía de la ciudadanía´, que ayuda, entiende y concilia entre las partes en conflicto antes de sancionar», afirma el máximo responsable de las fuerzas de seguridad locales de la Comunitat Valenciana.

Plantearse la ley
Josep Maria Àngel también avanza la posibilidad de revisar la Ley de Policías Locales y de Coordinación de las Policías Locales de la Comunitat Valenciana, que data de 1999. «Habrá que plantearse si dicha ley todavía nos sirve», agrega el director general de la Agencia de Seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook