18 de agosto de 2015
18.08.2015
Plan

El ayuntamiento quiere copas más baratas para combatir el botellón

La alcaldesa en funciones, Sandra Gómez, propone a los locales precios más asequibles para que los jóvenes no beban en los parques o las calles

18.08.2015 | 02:30
El ayuntamiento quiere copas más baratas para combatir el botellón

La concejal de Protección Ciudadana, la socialista Sandra Gómez, se ha marcado como uno de sus grandes objetivos plantear una alternativa eficaz para que los jóvenes que desistan de hacer botellón. Si hace unos días avanzó que quiere contar por primera vez con su colaboración para erradicar el problema, a través del Consell Valencià de la Joventut, ayer la alcaldesa en funciones sorprendió con una idea, cuanto menos, novedosa: que los locales de ocio nocturno abaraten las copas y conseguir que el consumo de alcohol abandone la vía pública.

Gómez, de 29 años y especialmente sensible con la problemática de los jóvenes, admite que el problema del botellón es muy complicado y que tampoco «queda mucho por hacer». Pero entre lo que queda, ayer lanzó su propuesta. «He trasladado a la Federación de Ocio Nocturno que estudien la posibilidad de ofrecer convenios para abaratar el precio de las copas porque creo que una de las raíces importantes del botellón es el tema económico. Creo que es mucho mejor que se vayan a un pub a tomar una copa que lo hagan en la calle», explicó la concejala, tras una reunión mantenida con el Delegado de Gobierno, Juan Carlos Moragues.

Además, la edil socialista hizo hincapié en otra de sus ideas estrella, ofrecer ocio municipal para plantear una alternativa al consumo de alcohol. «Existe una oferta de ocio pública muy limitada o casi inexistente y creo que hay que trabajar en eso. Si queremos sacar el botellón de la calle hay que ofrecer alternativas, y una de ellas es habilitar edificios municipales para que sean autogestionados por la gente joven para organizar conciertos, concursos, etc. Sobre todo para evitar que la alternativa sea comprar una botella del Mercadona y acabar en el parque de abajo bebiendo», explicó.

De su reunión con Juan Carlos Moragues (PP), Gómez arrancó un acuerdo de colaboración con la Policía Nacional que a la exalcaldesa Rita Barberá le costó conseguir tras muchos años de quejas. Fue en febrero de 2014 cuando Barberá aseguró que no había «suficiente policía local» para controlar los cerca de 40 microbotellones que cada fin de semana de verano se convoca en la ciudad. La concejala de Protección Ciudadana recordó que la Policía Local ahora es competente para asumir esa tarea: «Necesitamos la colaboración de la Policía Nacional en el ocio nocturno y para controlar los pequeños microbotellones repartidos por la ciudad. Además, se ha regulado en la Ley de Seguridad Ciudadana como una de las nuevas competencias de la Policía la vigilancia del consumo del alcohol en la vía pública. Así se lo he trasladado al Delegado de Gobierno y hemos acordado trabajar conjuntamente para intentar aliviar este problema que tanto altera la convivencia».

Por último, Gómez recordó que los jóvenes» tienen derecho a salir y divertirse, pero también es cierto que, si les diésemos otras alternativas y otros espacios, nos sorprendería ver que son personas inquietas y capaces de usar su tiempo libre en algo más de beber y salir».

Contra la violencia de género
Por su parte, el delegado del Gobierno se refirió también a la creación de un Grupo de Trabajo sobre Violencia de Género y Trata de Personas, en el que se trabajará de forma coordinada con el Ayuntamiento. «Tenemos que trabajar conjuntamente para evitar estas situaciones. También me gustaría hacer labor formativa en los institutos, en los colegios, a los padres para que se sepa que existe este tipo de violencia que según la ONU es la principal causa de muerte femenina en el mundo, por encima del cáncer», señaló el representante del Gobierno en la Comunitat Valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook