21 de agosto de 2015
21.08.2015
Incendio forestal

Los bomberos sofocan en el Saler un segundo rebrote de fuego

Unas raíces echaban humo en la misma zona del incendio que se reprodujo el lunes - El consistorio ha reforzado el dispositivo de vigilancia en el parque con 16 policías locales

21.08.2015 | 02:35
Los bomberos sofocan en el Saler un segundo rebrote de fuego

Los dos incendios que sacudieron el Saler con apenas cuatro días de margen están controlados, pero la tierra sigue echando humo. Agentes de Bomberos tuvieron que sofocar ayer por la mañana unas raíces humeantes en la misma zona en que se inició el fuego el pasado día 13 de agosto y que quemó seis hectáreas rebrotando cuatro días después.

Esta actuación se enmarca dentro del refuerzo del control en la zona que tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Valencia han comprometido. Y es que hicieron falta dos incendios consecutivos (el primero, el jueves pasado, y el rebrote del mismo el lunes siguiente) que quemaron ocho hectáreas del Parque Natural para que se haya ampliado la vigilancia, ya que hasta entonces solo siete guardias forestales se encargaban de controlar las 850 hectáreas de la Devesa y las 2.200 hectáreas que ocupa el lago de l´Albufera. Tras años de reclamaciones vecinales en este sentido y ante la dificultad que entraña el control de 3.050 hectáreas de Parque Natural en el término de Valencia, la concejala de Seguridad Ciudadana, Sandra Gómez, se comprometió el martes a que 16 agentes de la Policía Local vigilen durante este verano la Devesa para evitar que el fuego rebrote o que se produzcan nuevos incendios. La presidenta del Consell en funciones, Mònica Oltra, también mostró interés en mejorar la seguridad de la zona, pero dijo, eso tendrá que esperar porque por el momento no hay dinero en los presupuestos para ello.

El control de la zona en la que se produjo el primer incendio, que según la principal hipótesis de la investigación en marcha fue intencionado, es fundamental ya que cuando el fuego llega hasta las raíces puede rebrotar con facilidad. En Antella, por ejemplo, un fuego rebrotó 18 días después del primer incendio, por lo que toda precaución es poca para el consistorio en un terreno tan valioso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook