31 de agosto de 2015
31.08.2015

Más árboles y aceras más grandes en la calle San Vicente

Tras las obras, que fueron adjudicadas a Grupo Bertolín por un importe de 409.992 euros, se prevé una reducción del tráfico de un 30%

31.08.2015 | 19:04
Las obras en San Vicente. Foto: Fernando Bustamante

El delegado de Desarrollo Urbano y Vivienda y responsable de las obras de Infraestructura de Valencia, Vicent Sarriá, ha anunciado el inicio este lunes de las obras de urbanización de la primera fase de la calle de San Vicente, adjudicadas a Grupo Bertolín, por ser la oferta "económicamente más ventajosa", con un importe total de 409.992 euros que se pagan con cargo al Plan Confianza. Sarrià asegura que el tráfico de paso se reducirá en torno al 30 por ciento.

En un principio, según ha informado el consistorio en un comunicado, se va a llevar a cabo la remodelación de las obras de canalización de distribución del agua potable, que no estaban previstas en el proyecto original, y que tendrán un coste aproximado de 200.000 euros.

A continuación, y de manera paralela, se llevarán a cabo las obras de urbanización en esta primera fase desde la Plaza del Ayuntamiento hasta la calle Padilla/Periodista Azzatti, y que consistirán en la ampliación de aceras, con arbolado a un lado y maceteros en la otra acera, manteniéndose el carril-bus y reduciendo de dos a uno los carriles para el tráfico privado. Esta actuación disminuirá el tráfico de paso por Ciutat Vella, con una "especial incidencia" al entorno de la Lonja.

Sarriá ha recordado que la Orden VIV 561/2010 del 1 de febrero sobre itinerarios peatonales accesibles exige que las aceras dispongan de una anchura libre de 1,80 metros, y que a pesar de que su entrada en vigor es a partir de enero de 2019, en este proyecto "se ha cumplido con esa exigencia y los peatones dispondrán de un mayor espacio".

Además, se mejoran las condiciones socioambientales, con la reducción del ruido y molestias por el tráfico a vecinos y peatones. Sarriá ha destacado que hay un objetivo "claro" con este proyecto, que es fomentar el transporte público y la movilidad peatonal y desplazar el tráfico rodado fuera de la Ciutat Vella "para potenciar el pequeño comercio, el turismo y la percepción ciudadana de un centro histórico relevante y significativo a nivel europeo".

En cuanto a las características técnicas del proyecto, tanto pavimentos y bordillos serán de piedra caliza y en las zonas peatonales se empleará pavimento señalizado, con baldosas de cemento hidráulico de botón. El asfalto será fonoabsorbente y habrá un incremento notable de la vegetación.

Al concurso para realizar las obras de urbanización, que se licitaron por un importe de 595.659 euros (IVA incluido), se presentaron nueve ofertas, y resultó adjudicataria la empresa Grupo Bertolín por ser la oferta "económicamente más ventajosa", ya que ha presentado una baja del 31,17 por ciento. Al final, el importe es de 409.992 euros que se pagan con cargo al Plan Confianza, a los que se sumarán 200.000 euros que costaría la canalización de agua potable.


Segunda fase de urbanización

Vicent Sarriá ha manifestado que los técnicos municipales ya trabajan en la redacción del proyecto de la segunda fase de reurbanización de la calle de San Vicente entre Padilla/Periodista Azzatti y la plaza de San Agustín.

En este proyecto se incorporará la ampliación de aceras con arbolado en la calle del Periodista Azzatti reduciendo un carril de tráfico de vehículos para mejorar los desplazamientos peatonales por las aceras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook