08 de septiembre de 2015
08.09.2015
Ordenanza de movilidad

Mobilitat se da dos años para bajar las motos de las aceras

El proceso empieza esta semana en la Plaza del Ayuntamiento, seguirá por la calle las Barcas y luego pasará a la Ronda Interior y los barrios

08.09.2015 | 11:45
Motos en la Plaza del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Valencia tiene previsto bajar las motos de las aceras en el plazo de dos años. Lo hará progresivamente y aprovechará la reforma de la Ordenanza de Movilidad para legislar finalmente sobre ello y acabar „aún no se sabe si prohibiendo o restringiendo„ con la permisibilidad que ha habido hasta el momento. Esta semana se intervendrá ya en la Plaza del Ayuntamiento, seguidamente le tocará a la calle de las Barcas y luego llegará a los barrios. También se aprovechará la construcción del anillo ciclista para intervenir en toda la Ronda Interior.

El pasado viernes la Junta de Gobierno Local ya aprobó la tranformación de 30 plazas de aparcamiento de la ORA y 6 de vehículos autorizados en 129 plazas de aparcamiento para motos. La lluvia ha impedido que la contrata de señalización lo hiciera ayer, pero fuentes municipales aseguran que se realizará a lo largo de la semana.

Se trata del punto de partida de un proceso general para bajar las motos de la aceras. Según las fuentes, inmediatamente después de la Plaza del Ayuntamiento se actuará de forma similar en la calle de las Barcas y progresivamente en el resto de barrios de la ciudad. Allí la idea es ir haciendo aparcamientos de motos junto a los pasos de peatones, de manera que se mejore también la visibilidad de los viandantes y de los vehículos.

Incluso en la Ronda Interior, una de las más transitadas de Valencia, está previsto aprovechar la construcción del nuevo carril bici para avanzar en esta filosofía general.

Coste mínimo
El coste, según las fuentes, será mínimo, pues la Concejalía de Movilidad, junto con la contrata de señalización, han decidido que la creación de estas plazas de aparcamientos para motos se haga cuando toque pintar cada lugar. De ahí que el proceso se prolongue se vaya a prolongar entre año y medio y dos años.

En este tiempo, además, está previsto modificar la ordenanza de movilidad para regular, entre otras, esta cuestión. Según las fuentes, a día de hoy no se sabe cómo será esa modificación. No se sabe si habrá una prohibición total de aparcar en las aceras, cosa que no parece probable, o se hará una norma mas restrictiva de la que existe actualmente, que a juicio del nuevo equipo de gobierno municipal, es bastante permisiva en este sentido.

Antes de tomar esa decisión, el ayuntamiento analizará el funcionamiento de los nuevos aparcamientos de motos y abrirá un periodo de participación de la ciudadanía en el que estarán presentes los colectivos afectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook