08 de septiembre de 2015
08.09.2015
Concentración

El desahucio de Rosa, paralizado pero sólo un mes

Un centenar de personas logran aplazar el desalojo emblemático de la mujer de 70 años con una discapacidad, un hijo enfermo y una pensión de 300 euros

08.09.2015 | 17:45
Así ha sido el aplazamiento del desahucio de Rosa
Play
Foto: F. Bustamante | Vídeo: A. Iranzo
Fotos: Fernando Bustamante

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) ha conseguido que el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Valencia aplace un mes el desahucio de Rosa Martínez de su domicilio de la calle Reus de Valencia previsto para hoy. Decenas de personas se han concentrado en la puerta de su casa con el objetivo de parar un «desahucio inhumano» del que se hizo eco incluso, el alcalde de la ciudad Joan Ribó anunciando que la policía local no intervendría ni en este desalojo ni otros que se produzcan en la ciudad.

Así, las presiones han logrado una moratoria de un mes para ejecutar el lanzamiento -legalmente podía extender el plazo a dos meses- para que pueda sacar sus enseres de su vivienda, Por eso, la PAH ha emplazado a los colectivos y al centenar de vecinos a "volver a la carga" al proximo 8 de octubre, fecha señalada para la nueva diligencia. Los presentes no han dejado de corear gritos como "¡Rosa se queda!" o "¡Este desahucio lo vamos a parar!".

Rosa Martínez es un icono en la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de Valencia. La mujer, de 70 años, tiene una discapacidad del 72%, un hijo con problemas de salud a su cargo y una pensión de poco más de 300 euros.

La unión hace la fuerza, y desde PAH Valencia llevan meses haciendo campaña en favor de Rosa. El objetivo es que esta mujer pueda seguir viviendo en su casa y que la deuda de 55.000 euros que tiene con el Banco Primus -para hacer accesible el baño y la cocina a su minusvalía- no la deje en la calle. «Nunca te dejaremos sola», le han dicho muchas veces en la PAH. Y hoy lo han cumplido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook