11 de septiembre de 2015
11.09.2015

Los comerciantes a Ribó: "No podemos aguantar más con la plaza de Brujas así"

La consellera de Vivienda se compromete a licitar el parking y mejorar el entorno del Mercat en 2016

11.09.2015 | 07:43
La consellera María José Salvador y Joan Ribó durante el recorrido ayer por el entorno del Mercado Central.

«No podemos aguantar un año más con la plaza de Brujas así». «La avenida Barón de Cárcer se muere». Estas fueron algunas de las quejas y advertencias que los comerciantes del centro histórico trasladaron ayer al alcalde de Valencia, Joan Ribó, y a la consellera de Vivienda, María José Salvador, durante la visita que ambos realizaron al entorno del Mercado Central y la Lonja, pendiente desde hace años de la puesta en servicio del aparcamiento de Brujas y de una reordenación urbanística profunda.

Barón de Cárcer, que en su día fue una de las principales arterias comerciales de la ciudad, languidece hoy, tras diez años de obras en la plaza de Brujas, con una sucesión de bajos comerciales cerrados, terrazas medio vacías, tráfico y ruido. Tras la visita, la consellera destacó su intención de dignificar esta avenida y potenciarla junto con el Mercado Central como «la milla de oro de Valencia». Los comerciantes dieron algunas propuestas para dinamizar el entorno como la instalación de un mercado de navidad digno.

Durante el recorrido, Joan Ribó y Mª José Salvador, tuvieron ocasión de oir las necesidades de los distintos colectivos afectados por la degradación y caos que sufre este entorno, desde los vecinos hasta los vendedores del Mercado Central. La conselleria ha creado una comisión técnica de trabajo con los servicios municipales de Urbanismo y Movilidad „para, en palabras de Ribó «desatascar la situación lo más rápidamente posible»„. Salvador y Ribó anunciaron que el año próximo habrá partida presupuestaria para poner en marcha el aparcamiento y la reurbanización de Brujas, una actuación «prioritaria» para ambos. Un proceso que Salvador aseguró que se hará «con participación ciudadana y sensibilidad hacia el entorno histórico» que debe recuperar el «esplendor» que tuvo y cuyo «potencial turístico y comercial tenemos que aprovechar».

«Rifirrafe» entre instituciones
Los comerciantes y vendedores valoraron la voluntad política de desbloquear la situación, que según apuntó Ribó ha estado paralizada durante años por el «rifirrafe» entre el ayuntamiento y la conselleria, sin embargo, se muestran escépticos. «Todos nos dicen lo mismo, pero seguimos igual que hace diez años», aseguraba ayer el representante de uno de los colectivos afectados.

La alcaldesa y el conseller argumentaron que a su llegada al gobierno se han encontrado con que no había nada hecho. Los pliegos de condiciones para licitar el aparcamiento el proyecto se están redactando en la Conselleria de Vivienda y aún tardarán en resolverse cuatro meses. El adjudicatario del aparcamiento tendrá que llevar a cabo las obras de adaptación y finalización del parking, entre ellas, la conexión con el mercado, que el proyecto que dejó la anterior administración no resolvía.

La intención es trabajar en paralelo en la finalización del aparcamiento y en la remodelación urbanística de Brujas, una intervención que hará la conselleria, que también se ha comprometido a asumir los 11 millones que costó la obra del aparcamiento, que eso sí intentará recuperar a través de un canon al adjudicatario. El ayuntamiento, por su parte, ha sacado el rescate de la concesión del aparcamiento de Juan de Villarrasa del contrato para facilitar la licitación.

Sobre la mejora de la peatonalización del Mercado Central, un proyecto que preocupa a los vendedores, el alcalde aseguró que «está claro que la Lonja, que sufre un problema de contaminación y polución, será peatonal» y que se reducirá e incluso se eliminará el tráfico en toda la plaza del Mercat. Lo que Ribó dio por seguro es que la zona se cerrará «al tránsito de paso», permitiendo la entrada «sólo a residentes y clientes» del mercado. También abogó Ribó por convertir la avenida Barón de Cárcer en una calle de doble sentido.

Barón de Cárcer y el Mercado Central, milla de oro en potencia
La visita de Mª José Salvador y Joan Ribó al entorno del Mercado Central congregó a los distintos y no siempre bien avenidos colectivos afectados por la esperada reurbanización de las plazas de Brujas y el Mercat, calificadas por la consellera como la milla de oro en potencia de la ciudad. Desde los representantes de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, partidarios de priorizar la mejora de la plaza de Brujas sin esperar a la obra del aparcamiento, hasta los vendedores del Mercado Central, representados por su presidente, Francisco Dasí, que consideran que la plaza no puede hacerse sin antes desatascar el aparcamiento. También estuvieron los vecinos de Ciutat Vella que reclaman una plaza del Mercat digna de manera urgente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook