15 de septiembre de 2015
15.09.2015

Se busca una zona amplia y con servicios para trasladar el Rastro

Los vendedores piden al ayuntamiento que revise anualmente las vacantes para «profesionalizar» el espacio

15.09.2015 | 04:15
Una estampa habitual del Rastro de Valencia.

La Concejalía de Comercio va a «peinar» la ciudad en busca de suelo público que reúna un mínimo de servicios (fundamentalmente transporte público) para el futuro traslado del Rastro. El regidor Carlos Galiana se reunió ayer con varios miembros del gremio para planificar el futuro de este mercado al aire libre en el que se vende prácticamente de todo. Los vendedores tenían cierto temor a que el derribo del antiguo edificio del ayuntamiento en la avenida Aragón les impidiera su normal desarrollo, pero desde el departamento de Comercio se les tranquilizó y se les aseguró que podrán continuar con su actividad dominical en el aparcamiento de Mestalla.

El traslado del Rastro no es una cuestión a corto plazo, aunque el Ayuntamiento de Valencia quiere resolverlo pronto, antes de que comience a desarrollarse la operación urbanística que afecta al viejo estadio de Mestalla. El anterior consistorio planteó la opción de mover el mercado al aparcamiento de la Universitat de València, en Tarongers, pero el equipo de gobierno actual considera que antes de firmar un convenio con la entidad docente, deben buscar dotaciones de suelo públicos libres de cargas, que estén bien conectadas por transporte público y en la que se puedan construir unos servicios mínimos „un techado, lavabos, etc„ para que su ubicación sea definitiva.

«Además de la propuesta de Tarongers, también había propuesto uno de nuestros miembros la opción del antiguo mercado de Abastos, pero se ha descartado por su complejidad. Así que se va a estudiar un futura ubicación, con calma y buscando el mejor lugar posible. Mientras seguiremos cada domingo en el aparcamiento de Mestalla con los problemas de horarios que supone», explicó Alberto Maeso, presidente de la Asociación de Vendedores del Rastro.

Maeso explica que los dos días que el Valencia CF juega partido los domingos por la mañana tienen que trasladar su actividad al sábado, pero las experiencias anteriores han sido «un mazazo» para las ventas. Pidieron al consistorio que trate de dialogar con la Liga de Fútbol Profesional para cambiar los horarios de los partidos, aunque les explicaron que es algo prácticamente imposible de conseguir.

Quieren profesionalizarse
En el orden de la reunión, los vendedores del Rastro, que alabaron «el clima de comprensión y predisposición del nuevo equipo de gobierno, jamás visto antes», expusieron a Carlos Galiana la necesidad de que su concejalía elabore anualmente un censo con las vacantes disponibles y revise las deudas de los comerciantes «para terminar con aquellos puestos que no cumplen con sus obligaciones y conseguir poco a poco que se profesionalice el Rastro. Además solicitaron que regrese la limpieza al aparcamiento de Mestalla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook