15 de septiembre de 2015
15.09.2015

El consistorio expedienta a otro local de ocio de la Marina Real por el exceso de ruido

15.09.2015 | 04:15

El Ayuntamiento de Valencia ha expedientado a un segundo local de ocio de la Marina Real tras las quejas de los vecinos de la zona y los propietarios de barcos amarrados en la dársena. Según confirmaron ayer fuentes del Servicio de Actividades y Licencias, además de la discoteca Ánimas „que ha cerrado sus puertas tras la orden municipal„, otro de los clubes incumplía la normativa cuando recibió la visita de los técnicos, por lo que se la tramitado el consiguiente expediente de cese de ambientación musical hasta que subsane las deficiencias detectada.

La inspección de los locales de la Marina Real se produjo tras el incendio que se registró en las instalaciones de Ánimas el pasado mes de julio. Entonces, el equipo de funcionarios municipales encabezado por el concejal Carlos Galiana, visitó la discoteca para comprobar in situ el estado del club y, al tiempo, realizaron la misma comprobación en otros locales de la Marina Real.

En Ánimas comprobaron que los niveles de la música superaban los límites legales que marca la ordenanza municipal, al igual que en el otro club de la Marina Real expedientado. La resolución que afecta a ambos negocios obliga al cese inmediato de la ambientación musical hasta que subsanen las deficiencias.

Por otra parte, fuentes del Servicio de Actividades y Licencias confirmaron a este periódico que los propietarios de Ánimas se han puesto en contacto con el ayuntamiento para intentar fijar una reunión con el concejal. Sin embargo, ésta ha sido pospuesta y no se celebrará hasta que los gestores de la discoteca subsanen las deficiencias de su instalación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook