20 de septiembre de 2015
20.09.2015
Conflicto en Dolores Marques

Rebelión vecinal por un banco

Creen que quieren llevarse el asiento para colocar otro justo frente a él, al lado de una parada de autobús

20.09.2015 | 04:15
Rebelión vecinal por un banco

Un grupo de vecinos de Benimaclet hizo ayer una peculiar sentada. En concreto, fue en un banco situado en la calle Dolores Marqués, al oeste del barrio, donde unos operarios se presentaron a retirar un banco muy utilizado por las personas mayores. Finalmente, su «rebelión» frustró el intento.

Un grupo de vecinos de Benimaclet de la calle Dolores Marqués evitaron ayer que operarios de una contrata municipal retirara un banco situado en el número 20 de esta vía del oeste de Benimaclet.

Los hechos ocurrieron en torno a las 13 horas, cuando un grupo de vecinos observaron que varios trabajadores de una contrata municipal pretendían retirar el banco, muy utilizado por las personas mayores de la zona.

Entonces, se organizaron por su cuenta y acudieron a sentarse en el banco y así evitar que fuera retirado. La Policía Nacional acudió a la calle Dolores Marqués para solucionar la cuestión. Debido a que los operarios no contaban con ningún mandamiento escrito, la policía les instó a acudir de nuevo cuando tuvieran el documento.

Los trabajadores municipales se retiraron, así como la policía, pero los vecinos no las tenían todas consigo: coordinador un servicio de «vigilancia» del banco para avisarse mediante los teléfonos móviles si volvían los operarios.

«No entendemos nada»
«La verdad es que no entendemos nada. Es un banco muy usado en una calle donde todos prácticamente se usan», explicaba ayer el portavoz de la Asociación de Vecinos de Benimaclet, Paco Guardeño. En el barrio piensan que el consistorio quería retirar el banco del número 20 debido a una petición que hicieron los vecinos hace meses.

En ella, exigían al consistorio un banco en el número 13 de la misma calle, justo frente al que pretendieron retirar ayer. «Enfrente hay una parada de autobús, del 70 y del 12, y además da el sol durante parte del día. Pensamos que quieren quitarnos el banco de ahí para ponerlo enfrente o para poner otro, pero que no haya dos uno frente a otro», opina Guardeño.

Una medida impopular en la calle porque todos los bancos de Dolores Marqués son ocupados de manera regular por los vecinos, sobre todo por los de edades avanzadas. «Se trata de una zona muy envejecida y donde se pasa mucho tiempo en la calle sobre todo en verano y cuando hace calor», comenta el portavoz de la entidad vecinal.

Por lo pronto, los vecinos de la calle presentarán mañana a primera hora y por registro de entrada un escrito en el que pedirán al ayuntamiento que explique por qué pretende retirar el banco y dónde quieren llevárselo. «Tememos que quieran ponerlo en otra parte de Valencia», denuncia Guardeño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook