04 de octubre de 2015
04.10.2015
Polémica

Compromís desautoriza al PSPV: «La Diputación gasta demasiado en toros»

La vicepresidenta Maria Josep Amigó cree que las palabras de Toni Gaspar sobre que se mantendrá la financiación de la plaza de Valencia son «simplemente una opinión personal»

04.10.2015 | 04:47

Choque en la Diputación de Valencia. La vicepresidenta del ente, Maria Josep Amigó, de Compromís, desautorizó ayer a Toni Gaspar, del PSPV y responsable de asuntos taurinos de la Diputación, encargada de la gestión de la plaza de toros de Valencia, y aseguró que el gasto en tauromaquia del gobierno de Rus «era excesivo».

Amigó responde así a Gaspar que en declaraciones a Levante-EMV aseguró ayer que su intención es mantener las actividades en la plaza de toros de Valencia, en el museo taurino y en la escuela taurina. «En Valencia también hay aficionados a los toros y tenemos que respetar a todo el mundo», dijo. «La guadaña solo para los chorizos», matizó.

Amigó salió ayer rápidamente a desmentir a Gaspar. «El gasto en tauromaquia del anterior gobierno de Alfonso Rus era excesivo, estamos estudiando reducirlo porque hoy en día hay otras prioridades», comentó la vicepresidenta, que insistió en que las palabras de Gaspar en este diario «son simplemente una opinión personal».

«Lo que toca es estudiar el uso que actualmente se le da a la plaza de toros y reconducirlo», comentó la vicepresidenta. Gaspar ya indicó en su momento que pretendía mejorar la gestión de la plaza y ampliar las actividades que se realizan en ella. Recordó que alquilar el coso un día cuesta 12.000 euros.

Amigó comentó que las palabras del diputado en este diario «probablemente iban dirigidas a que la actividad que hay que incrementar en la plaza no es la de los toros, sino la dedicada a fines sociales y culturales, ya que la instalación así lo permite».

Otro de los «satélites» de la plaza es la Escuelta de Tauromaquia, que también depende a la Diputación. Gaspar dijo que «no se va a eliminar» porque cuenta «con apenas tres monitores y van veinte o treinta niños». Amigó aseguró que el centro «cuenta con un presupuesto muy elevado que sin duda se ha de revisar a la baja».

La gestión de la plaza, aunque no del todo rentable, sí ofrece pingües beneficios. En concreto, por el alquiler de la plaza para las ferias de julio y Fallas reporta a la Diputación 200.000 euros al año, por apenas dos meses de cesión. «No podemos meternos ahí», explicó Gaspar.

Otra zona del coso que gestiona la diputación y cuya entrada muy probablemente suba de precio es el Museo Taurino. Se trata, números en la mano, del museo de esta temática más visitado de España y uno de los más exitosos de Valencia. La entrada cuesta dos euros, uno con descuento, y Gaspar planea aumentar los ingresos.

Gestos con las entradas
La Diputación de Valencia ya ha hecho gestos. Nada más llegar, la entidad redujo la cantidad de entradas reservadas para el ente supramunicipal: de 450 se pasó a 50. Las otras 400 se intentará venderlas en taquilla para aumentar los ingresos.

Además, la vicepresidenta Amigó hizo ayer patente su apoyo a la declaración de Valencia como «ciudad libre de espectáculos con animales», promovida por el consistorio, que en la práctica afecta, únicamente, a circos y ferias. Ni la plaza de toros ni la delfinario de l'Oceanogràfic, en la Ciutat de les Arts i les Ciències, forman parte de las competencias municipales y nada puede hacer el consistorio para evitar este tipo de actos con animales en la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook