08 de octubre de 2015
08.10.2015

El alcalde pide a la policía que impida símbolos ultras el 9 d'Octubre

El alcalde quita importancia a las amenazas que ha sufrido y dice que la denuncia es una obligación

08.10.2015 | 15:20

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha dirigido al delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, en su calidad de jefe de la policía, para pedirle que evite en lo posible la manifestación de grupos extremistas en la Procesión Cívica del 9 d´Octubre. El año pasado ya se vieron banderas preconstitucionales e incluso un cartel con una esvástica nazi, expresiones que el alcalde no quiere que se repitan este año.

Ribó, por contra, intentó quitar hierro ayer a la denuncia que ha interpuesto el ayuntamiento en un juzgado por las pintadas insultantes realizadas contra él en el cauce del Turia y los comentarios amenazantes aparecidos en una web. Ribó aseguró que son alteraciones que surgen de manera «sistemática» y «marginal» todos los años por estas fechas y aseguró que «la inmensa mayoría de los valencianos apuestan por un 9 d'Octubre de concordia, de fiesta y reivindicación». «Se trata de grupos minoritarios que no van a empañar la fiesta», recalcó Ribó.
El alcalde explicó que la denuncia contra las pintadas y el blog, que rememora la agresión que sufrió el alcalde socialista Ricard Pérez Casado en 1979 en la procesión cívica y reivindica que la Senyera vuelva a entrar en el Te Deum, es una obligación legal. Interpelado sobre este asunto tras la inauguración de la exposición «Hechos de Agua», Ribó incidió en que el alcalde está «obligado por ley» a comunicar a las autoridades cuando ve un presunto delito. «Eso lo que he hecho pero con absoluta normalidad y sin darle mayor importancia». «Siempre hay grupos minoritarios con voluntad de producir una alteración pero yo creo que es menor», dijo el alcalde, al que llaman traidor en el texto denunciado.

No reforzará la seguridad
Ribó insistió en que el 9 d´Octubre es una fiesta «para reivindicar nuestras raíces, es una fiesta participativa y una reivindicación hacia el gobierno del Estado en cuanto a financiación e inversiones». El alcalde comentó que no tiene intención de aumentar la seguridad en la celebración del 9 d´Octubre ni tampoco la suya personal porque no considera que haya «ningún elemento significativo de mayor inseguridad» porque «son grupos minoritarios que hay que considerarlos como tal». Ribó hizo hincapié en la triple vertiente „histórica, lúdica y reivindicativa„ de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook