08 de octubre de 2015
08.10.2015
Iniciativa

La Procesión Cívica del 9 d'Octubre se declarará BIC inmaterial sin Te Deum

El Consell inicia los trámites para 'blindar' por ley la protección de la fiesta

08.10.2015 | 16:00
Procesión Cívica del año pasado.

El Gobierno valenciano ha iniciado los trámites para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) Inmaterial la procesión cívica del 9 d'Octubre, según una resolución de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte que publica hoy el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana.

El Consell ha incoado el expediente para su futura declaración como BIC Inmaterial, aunque ahora se inicia el debate político para dotar de contenido el documento. El Ayuntamiento de Valencia aprobó por mayoría (con el apoyo del PP y la abstención de Ciudadanos) hace unos meses iniciar los trámites para su declaración como bien de interés. Sin embargo el PP supedita su futuro respaldo a que en la procesión cívica se incluya el acto religioso del Te Deum. Por su parte, C's ha expresado que quiere una declaración de consenso.

La postura del actual equipo de gobierno ha quedado clara este año, al excluir el Te Deum de la procesión cívica ya que considera que de esta manera se margina a otras religiones en la celebración y aboga por una procesión laica. La Reial Senyera, de hecho, no entrará mañana a la Catedral de Valencia. Así pues, la gestión de la procesión cívica será ejercida por el Ayuntamiento de Valencia, que decidirá sobre aspectos materiales e inmateriales, así como el desarrollo de los actos de la festividad anual.

La declaración como Bien de Interés Cultural Inmaterial de la procesión cívica la blindaría en el futuro y por ley de cualquier iniciativa política al margen de lo que estableciera la resolución, de ahí los recelos de PP y Ciudadanos. Si todo discurre por los cauces lógicos, la declaración de BIC saldrá adelante con los votos de la izquierda.

La resolución de la Conselleria de Educación cita la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, que establece en su artículo primero que forman parte del patrimonio cultural valenciano "las expresiones de las tradiciones del pueblo en sus manifestaciones musicales, artísticas, gastronómicas o de ocio y, en especial, aquellas que han sido objeto de transmisión oral y las que mantienen y potencian el uso del valenciano".

En la festividad del 9 d'Octubre se conmemora la conquista de Valencia en 1238 por parte de las tropas del rey Jaume I. Ya en 1338 se instituyó la fiesta conmemorativa y desde el siglo XVII se ha celebrado casi ininterrumpidamente, especialmente en los casos de los centenarios. Según la resolución, "siempre se ha mantenido como trasfondo el hecho de celebrar la fecha fundacional del pueblo valenciano y la exaltación de la identidad colectiva de los valencianos".

Todas estas circunstancias se han hecho patentes en el acto de la Procesión Cívica, consistente en el solemne descenso "con honores" de ordenanza por el balcón del Ayuntamiento de la Reial Senyera y su procesión, "rodeada y escoltada por las entidades cívicas valencianas y principales autoridades locales, en un séquito ceremonial".

"Hasta la actualidad, la procesión cívica se mantiene como verdadero hilo conductor de una fiesta que expresa la autoconciencia ciudadana y de valencianidad del pueblo valenciano", indica el texto.

La resolución se dicta tras el informe técnico favorable a la incoación del expediente de declaración de BIC Inmaterial a favor de la Procesión Cívica. El texto especifica que se establece como medida de protección que cualquier cambio en la procesión cívica "que exceda el normal desarrollo de los actos de la festividad anual debe ser propuesto por el Ayuntamiento de Valencia a la Dirección General de Cultura y Patrimonio para su autorización administrativa, en su caso, y consiguiente modificación de la presente declaración".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook