14 de octubre de 2015
14.10.2015

Ayuntamiento y Generalitat apuestan por el proyecto de "turismo deportivo"

La Fundación Trinidad Alfonso recibe el respaldo institucional a su política de eventos como el maratón

14.10.2015 | 02:21
Carteles promocionales del medio maratón instando a animar.

Tanto el Ayuntamiento de Valencia como la Generalitat le «compran» a la Fundación Trinidad Alfonso el proyecto de desarrollo del turismo y la promoción de la ciudad a través de eventos deportivos. Lo que con el anterior equipo de gobierno había funcionado en perfecta sintonía, continuará así en el nuevo cuatrienio. Esta es una de las conclusiones que se pueden extraer de la doble reunión que mantuvieron Elena Tejedor, José Puente y Fernando Jiménez, principales responsables de las fundaciones del empresario Juan Roig (Trinidad Alfonso y Hortensia Herrero) con el concejal de relaciones institucionales y emprendimiento, Joan Calabuig, y con el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer.

Uno de los principales factores es que el proyecto global, Valencia Ciudad del Running, cumple con todos los parámetros de sostenibilidad: es una actividad que moviliza en la ciudad a miles de personas y, de cara a la promoción exterior, es una fórmula barata y rentable, tanto social como económicamente. Calabuig aseguró que «vamos a mejorar el posicionamiento a través de Turismo Valencia. Somos conscientes que eventos como el Maratón generan un gran movimiento de visitantes, tanto los participantes como sus familiares, y se les puede dar tanto la oferta deportiva como la de la propia ciudad», esta última enmarcada dentro del «turismo patrimonial», es decir, que la visita no se reduzca al evento deportivo, sino que se complete con la de la ciudad monumental. En un informe que maneja la concejalía se reconoce que más de la cuarta parte de los participantes en la carrera (se está a punto de alcanzar la cifra de 16.000 inscritos) proceden del extranjero y otra gran cantidad es de fuera de la Comunitat Valenciana. En su edición de 2014 se calculó que el impacto económico, en términos de gasto turístico, fue de 10 millones de euros, mientras que la prueba tiene unos costes de patrocinio muy escasos.

Elena Tejedor subrayó que «lo único que pedimos es tirar todos del mismo carro. En estos años hemos demostrado que estas pruebas hacen un bien a la ciudad. Por supuesto, generan unos inconvenientes el día de su celebración, pero el éxito será total cuando esas mismas personas hagan lo que ya se está tomando conciencia: que es algo bueno e importante para la ciudad y salgan a verlo y a animar». Los puentes de entrada en la ciudad ya lucen las pancartas instando a la participación en el medio maratón, que tendrá lugar el próximo domingo y que cumple 25 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook