17 de octubre de 2015
17.10.2015

Ribó propone huertos urbanos en solares municipales sin uso

La Federación de Asociaciones de Vecinos entrega sus peticiones para los presupuestos con más centros de día, mejoras de aceras e iluminación

17.10.2015 | 04:15
Joan Ribó, con los representantes vecinales ayer en el Ayuntamiento de Valencia.

Centros de día, rehabilitación de alquerías, finalización de calles a medio urbanizar, mejoras en los polideportivos municipales, sustitución de iluminaciones obsoletas, regeneración de jardínes y aceras, eliminación de barreras arquitectónicas, rehabilitación del patrimonio, más limpieza... Esas fueron algunas de las peticiones que la Federación de Vecinos trasladaron ayer a Joan Ribó para la elaboración de los Presupuestos Participativos de 2016. Un completo dossier, con todas las reclamaciones «distrito a distrito», tal como recordaba ayer María José Broseta, su presidenta. La primera autoridad municipal, por su parte, les propuso la habilitación de huertos urbanos en diferentes terrenos municipales abandonados.

Una «buena idea» según Broseta y que prácticamente puede aplicarse en casi cualquier distrito de la ciudad. Se establecerían contratos en precario que permitirían liberar esas parcelas cuando el consistorio tuviera que darles finalmente un uso urbanístico. «Es algo que tiene mucha demanda y que se podría ofertar a los colegios», comentaba Broseta tras una reunión que pretenden sea «periódica». «Además de limpiar de malas hierbas muchas zonas de la ciudad, y plantar productos ecológicos, está comprobado que este tipo de espacios fomentan la sociabilidad», aseguraba Broseta. Como ejemplos, Benimaclet y Sociópolis.

En ese mismo aspecto había incidido Ribó poco antes. La utilización y gestión de estos huertos se llevaría a cabo facilitando el acceso según las necesidades de cada colectivo. El propósito, según Ribo, «es que se creen a partir de la petición de las entidades, de manera acaben siendo autogestionados». Destacaba también «el alto valor que tienen los huertos urbanos en personas mayores, niños y sus cualidades terapéuticas.

En cuanto a las demandas de los vecinos, una de las que más se repite «es la de las zonas polivalentes», incidía Broseta, quien se aprestaba a explicar que para ellos «todo son prioridades». «No hay barrios de primera, ni de segunda, ni de tercera», aclaraba. Broseta, además, entregaba al alcalde un proyecto para el tratamiento de residuos urbanos como ropa, pilas o aceite usado. Los usos de la Dársena, el puerto, el Parque Central o el problema urbanístico de los dos estadios del Valencia CF fueron otros de los puntos abordados con Joan Ribó.

Reunión con las agrupaciones de El Cabanyal
Joan Ribó se reunió ayer también con representantes de las entidades que forman parte de la «Col·lectiva» de El Cabanyal, integrada por diferentes agrupaciones y cuyo objetivo es «hacer del Cabanyal y de Valencia un barrio y ciudad realmente democráticos, de todas y para todas». Junto al edil Jordi Peris, el alcalde ha recibido a representantes de Asociación Brúfol, Francachela Teatre, Flamenkicidio, Cabanyal Reviu, Associació Cos, Millorem el Cabanyal, Guaret, Radio Malva y Valencia Acoge.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook