19 de octubre de 2015
19.10.2015
Nuevas fórmulas de financiación

Compran el primer local de Valencia con la fórmula del micromecenazgo

Setenta inversores de toda España participan en la compra de un bajo comercial de El Carmen por 105.000 euros

19.10.2015 | 12:25

La plataforma de inversión inmobiliaria Housers.es ha cerrado por 105.500 euros la compra de un local comercial, el primero realizado en la ciudad de Valencia a través del sistema de micromecenazgo (crowdfunding).

Según han informado fuentes de la entidad compradora, se trata de la segunda compra inmobiliaria financiada a través de esta fórmula en España, tras una operación realizada en septiembre en Madrid.

Situado en el barrio del Carmen de la ciudad de Valencia, se trata de un local comercial de 42 metros cuadrados para cuya adquisición se han invertido 105.500 euros (97.000 euros de precio de compra, más gastos de compra y una reserva para imprevistos).

La financiación se ha realizado a través de la fórmula de crowdfunding en la que han participado sesenta inversores de distintos puntos de España y un extranjero, el primero que participa en este tipo de operaciones en España, han indicado las mismas fuentes.

El inmueble está alquilado al 6,4% de rentabilidad anual, aunque la nueva propiedad pretende negociar la renta o cambiar de inquilino para adecuarse a la renta actual de la zona.

Uno de los socios fundadores de Housers, el valenciano Tono Brusola, ha indicado que la propuesta de modificación "es posible porque el contrato se prorroga por años y recoge la posibilidad de rescindirlo unilateralmente. Con esa negociación se pretende poder alquilar el local en 620 euros al mes, consiguiendo de esta manera un rentabilidad anual de más del 7,5%".

El objetivo es mantener el alquiler un máximo de cinco años hasta alcanzar una revalorización del 37%, tras lo cual se pondrá a la venta con un precio estimado de 145.000 euros, con lo que se conseguiría una rentabilidad acumulada (alquiler más venta) en torno al 69% para un periodo de cinco años.

Cada uno de los inversores recibirá su parte proporcional en concepto de dividendos, tanto del alquiler como de la posible venta, han añadido las fuentes.

Se trata del segundo inmueble en España que se adquiere a través de crowdfunding. El primero se cerró en Madrid a finales del mes de septiembre, una vivienda de 46 metros cuadrados, en cuya financiación participaron 49 inversores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook