19 de octubre de 2015
19.10.2015

Levantan otra vez chabolas en el solar vacío de la calle Pepita

Los vecinos denuncian que los indigentes se pelean entre ellos y temen que las hogueras con las que se calientan puedan producir un incendio grave

19.10.2015 | 04:15
Las chabolas que los indigentes han construido en el solar de la calle Pepita.

Los vecinos de la calle Pepita han denunciado que un solar abandonado, propiedad de un banco, ha vuelto a ser ocupado por indigentes que han levantado un campamento de chabolas.
Se trata del mismo espacio que ya fue desalojado y posteriormente limpiado y adecentado por parte del ayuntamiento. Además, se instaló una puerta metálica.

La suciedad y los ruidos dieron una tregua a los vecinos que no ha durado mucho. Este verano, los indigentes volvieron a instalarse y ahora ya rondan la docena, según la denuncia de los residentes.

«Empezaron a venir tres o cuatros jóvenes que desmontaron la puerta. Hace quince días empezó a venir más gente», narra una vecina. En verano dormían en colchones en el suelo pero ahora que las temperaturas son más bajas han construido chabolas con cartones y lonas de plástico. «Te asomas la ventana y los puedes ver haciendo sus necesidades o desnudos y lavándose con un trapo», denuncian.
La suciedad no es la única preocupación de los vecinos, que también sufren por su seguridad. La última vez presenciaron escenas de violencia. Además, los indigentes encienden hogueras y la proximidad de una subestación eléctrica y la basura acumulada en el recinto hacen que el fuego sea un verdadero riesgo. «Eso explotará en algún momento», sentencian.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook