20 de octubre de 2015
20.10.2015
Deuda

El Gobierno negocia para que no embarguen al Consorcio pero no condonará la deuda

Moragues asegura que están en conversaciones con Beteta y Ribó aunque el alcalde niega contactos

20.10.2015 | 04:15
El Gobierno negocia para que no embarguen al Consorcio pero no condonará la deuda

El Gobierno está trabajando para evitar un nuevo embargo al Consorcio Valencia 2007, si bien no parece dispuesto a perdonar la deuda de casi 500 millones que arrastra el organismo que gestiona la marina real Juan Carlos I. Así se desprende al menos de las declaraciones de ayer del delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, quien, al término de la inauguración de una jornada sobre Ciberseguridad, afirmó que está «en conversaciones» tanto con el alcalde de Valencia, Joan Ribó, como con el secretario de Estado y Administraciones Públicas, Antonio Beteta para buscar una solución al pago de esta póliza que reclama el Santander y que vence el jueves, 22 de octubre. Unas conversaciones que, según fuentes de Alcaldía, no se han producido.

«Somos conscientes Ribó, Beteta y yo de que hay un vencimiento próximo con el Santander», apuntó Moragues. Las tres administraciones están negociando con la entidad bancaria «una solución», explicó Moragues, quien añadió que «esperamos llegar en los próximos días a un acuerdo para que ese vencimiento y la deuda se pueda renegociar y atenderla en plazos apropiados para las tres administraciones» recalcó.

Según Moragues, el Gobierno, el Consell y el ayuntamiento quieren renegociar la deuda de 12 millones de euros „intereses incluidos„ que reclama el Santander por una póliza de crédito solicitada por el Consorcio para pagar un crédito «swap» anterior de 66 millones de euros. El alcalde urgió la semana pasada al Gobierno a negociar con el banco una nueva prórroga para evitar el segundo embargo de las cuentas del Consorcio, que se expone a quedar en números rojos.

El Gobierno entiende que las tres administraciones representadas en el Consorcio deben asumir el pago de la deuda del Consorcio según el porcentaje o cuota de representatividad en el citado órgano, esto es 40% el Estado, 40% la Generalitat y 20% el ayuntamiento.

El ayuntamiento, en cambio, se niega a hacer frente al pago de la deuda de la marina real y reclama que el Gobierno haga frente a los gastos de la Copa del América del mismo modo que hizo con otros grandes eventos como la Expo y los JJOO .

Moragues recalcó que lo que se pretende renegociar «son 12 millones de euros relativos al contrato de seguro, y no la totalidad de la deuda del Consorcio». La deuda del Consorcio por las obras de la Copa asciende a 420 millones de euros. Ante la imposibilidad del consorcio de hacer frente a esta deuda con la explotación de la dársena es el Tesoro como avalista quien la está pagando. Ribó quiere negociar pasadas las elecciones generales la condonación de esta deuda, al tiempo que reclama un acuerdo inmediato para evitar el embargo de las cuentas por la póliza de crédito.

Moragues sacó pecho por el Gobierno y dijo que es el «único» que ha cumplido con el pago de las aportaciones patrimoniales de 2015 para el funcionamiento ordinario del Consorcio. Del 1,2 millones de euros que tenía que abonar, ha pagado 800.000 (debe 400.000). Ni la Generalitat ni el Ayuntamiento han pagado su parte (1,2 millones y 600.000 euros). Moragues reclamó al resto de administraciones públicas que «cumplan» con sus obligaciones a lo que fuentes de alcaldía replicaron que el ayuntamiento no ha hecho su aportación porque la anterior alcaldesa, Rita Barberá, se comprometió a hacer la aportación en 2015 „y así quedó recogido en el acta del consejo rector del 14 de mayo de 2014„ si bien la cantidad no se consigno en el presupuesto de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook