22 de octubre de 2015
22.10.2015
Denuncia

El Ateneo Mercantil abre expediente al secretario por denunciar a la presidenta

Las dos demandas han sido archivadas y la Junta Directiva ha decidido «reprobarlo» - Otros ateneistas lo defienden y hablan de «persecución»

22.10.2015 | 04:15
El Ateneo Mercantil abre expediente al secretario por denunciar a la presidenta

El Ateneo Mercantil de Valencia ha abierto un expediente a su secretario general, Horacio Jiménez, por llevar a los juzgados «injustificadamente» a la presidenta de la entidad, Carmen de Rosa, y a la responsable del juego de Canasta, uno de los más señeros de la entidad. A la primera la acusaba de utilizar con fines personales una tarjeta de crédito del Ateneo, y a la segunda de irregularidades en la contratación de árbitros, denuncias, ambas, que han sido archivadas por los juzgados correspondientes.

Con este expediente, la Junta Directiva quiere «reprobar», previo informe de la Comisión de Régimen Interno, la actitud del secretario, aunque en la práctica no será más que una amonestación, «una tarjeta amarilla», dijeron fuentes de la entidad, pues el puesto del secretario, como el de cualquier miembro de la junta directiva, se gana en las elecciones que se celebran cada cuatro años. Curiosamente, Horacio Jiménez formaba parte de la candidatura de Carmen de Rosa.

Otros ateneistas, no obstante, entienden que se trata de una «persecución» al secretario, cuyos fines, aseguran, no eran otros que evitar un fraude en la entidad y salvaguardar los intereses de los socios.

En el caso de la tarjeta utilizada por la presidenta, entienden que, al menos, era opaca y que el secretario tenía la obligación de esclarecer la situación. Y en cuanto al juego de la canasta, aseguran que Horacio Jiménez advirtió de la necesidad de declarar los pagos a los árbitros y nunca le hicieron caso. De hecho, el archivo de la denuncia, dicen, no se produjo hasta que «se presentaron unas facturas hechas en una tarde». «Mira como no le abrieron expediente a la presidenta cuando despidió a un trabajador de manera improcedente para meter a su sobrino y tuvo que pagar 44.000 euros de indemnización», dijeron las fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook