23 de octubre de 2015
23.10.2015
Deuda

El embargo al Consorcio 2007 aboca a un Consejo rector de urgencia

El IVF asegura que no participa de la negociaciones entre el Ministerio y el banco de Santander por la deuda

23.10.2015 | 04:15

El anuncio del Banco Santander de que embargará las cuentas del Consorcio Valencia 2007 aboca a la entidad a la paralización, ya que de hacerse efectiva la medida, no podrían pagarse ni las nónimas. Desde la Conselleria de Hacienda se está a la espera de que el alcalde Joan Ribó, como presidente de la entidad, convoque un Consejo Rector de urgencia para abordar la grave situación financiera. El aviso del banco de que reclamara, vía judicial, el alzamiento de los cuatro millones confiscados en el Juzgado número 7 de Valencia, además de los 12 y 54 millones respectivamente de los productos financieros firmados para cubrir las variaciones de los intereses del préstamo con el ICO de 370 millones, generó ayer gran inquietud en los responsables de las administraciones local y autonómica. La refinanciación de la deuda está en manos en todo caso del Ministerio de Hacienda, a través del secretario de estado para las Administraciones Públicas, Antonio Beteta, y del Banco Santander. Fuentes del Instituto Valenciano de Finanzas aseguraban ayer que a día de hoy están fuera de esas negociaciones.
La deuda del Consorcio por las infraestructuras de la Copa del América asciende ya a 440 millones de euros. El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, incluyó en su petición de ayer de que el estado condone la deuda de la Comunitat Valenciana el apartado del Consorcio. Lo cierto es que el ministro Cristóbal Montoro insiste en que las tres administraciones representadas en el Consorcio „ consistorio, Generalitat y Gobierno„, deben asumir el pago de la deuda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook