26 de octubre de 2015
26.10.2015
Tasa

La rebaja de las bonificaciones en el IBI perjudicará a cerca de 2.000 familias numerosas

El grupo municipal de Ciudadanos propone mantener las ayudas a aquellas viviendas cuyo valor catastral no supere los 90.000 euros

26.10.2015 | 03:22

La ciudad de Valencia tiene en la actualidad 8.132 viviendas ocupadas por familias numerosas y algo más de la mitad, 4.381, están acogidas a las bonificaciones del ayuntamiento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Con la nueva propuesta del equipo de Gobierno, no obstante, las que tengan un valor catastral superior a los 60.000 euros, que son 1.781, perderán parte de esa bonificación, lo que ha llevado al grupo municipal de Ciudadanos a presentar alegaciones a los presupuestos para que ese listón se suba a los 90.000 euros, dentro del cual entra el 86% de las familias numerosas de esta ciudad, incluidas las familias de clase media que compraron sus viviendas durante la burbuja inmobiliaria y aún están pagando fuertes hipotecas.

Según explicó Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos, de las 4.381 viviendas que se han acogido a las bonificaciones municipales, 2.600 tienen un valor catastral inferior a los 60.000 euros; 443 están entre los 60.000 y los 70.000; 374 están entre 70.000 y 80.000; 277 entre 80.000 y 90.000; 163 de 90.000 a 100.000 y 443 de 100.000 en adelante.

La propuesta del actual equipo de Gobierno, recogida en las ordenanzas fiscales del año que viene, es que se mantenga la bonificación del IBI en el 60 y el 90 por ciento (según sean familias de tres hijos, o de 4 en adelante) hasta los 60.000 euros de valor catastral y que a partir de ahí bajen progresivamente. Concretamente, propone reducir la bonificación al 30 y el 60 por ciento en la franja entre 60.000 y 100.000 euros; y dejarla en el 10 y el 30 por ciento en las familias con viviendas cuyo valor catastral supere los 100.000 ?.

La propuesta de Ciudadanos, por su parte, lo que persigue es que se mantenga la bonificación del 60 y el 90 por ciento hasta los 90.000 euros de valor catastral y que a partir de ahí se apliquen las reducciones propuestas por el equipo de Gobierno.

«No son gente acaudalada»
Según Fernando Giner, en la banda de hasta noventa mil euros entran el 86% de las familias numerosas, muchas de ellas familias de clase media con pisos comprados durante la burbuja inmobiliaria por los que aún están pagando fuertes hipotecas. «No se trata de familias acaudaladas, como se ha anunciado desde el equipo de gobierno», dice.

Giner cree que recortar bonificaciones a esas familias es atacar a las clases medias y trabajadoras, no a las familias más pudientes, que entrarían en las otras franjas catastrales. Y precisamente por ello, siguiendo esa filosofía, cree que puede alcanzar algún acuerdo con el nuevo equipo de Gobierno, cuyo concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ya se mostró dispuesto a abrir la negociación antes de cerrar los presupuestos del año que viene. Ahora la propuesta es firme y Fernando Giner está dispuesto a negociar cuando antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook